Este viernes finalizó el 17° Encuentro Internacional de Realizadores «Oberá en Cortos», que se desarrolló de manera virtual a lo largo de la semana. Desde la organización valoraron que a través de la plataforma digital propia pudieron ofrecer, satisfactoriamente, una amplia y variada programación de películas y muestras de festivales invitados, charlas-debate, capacitaciones y espectáculos artísticos.

Precisaron que en la página web www.oberaencortos.com se registraron 853 usuarios y destacaron que en solo cinco días hubo cerca de 10 mil visualizaciones de los contenidos audiovisuales.

Esta edición de Oberá en Cortos estuvo dedicada a la memoria de Renate Costa y Héctor Jaquet, cineastas muy queridos por la comunidad audiovisual de la región, recientemente fallecidos. Y la Red de Realizadores de Misiones otorgó, a su vez, el primer reconocimiento con perspectiva de género «Caa Yarí» del audiovisual, a la documentalista Ana Zanotti.

El programa de este año incluyó dos estrenos exclusivos: «Los errantes», de Irene Franco, y «Embopa», de Aimará Schwieters. La sala virtual también proyectó «Resistente», de Renate Costa; «Los que vuelven», de Laura Casabé; «Vuelo a Madrid», de Fremdina Bianco; «Encandilan Luces», de Alejandro Gallo; «La familia Chechena», de Martín Solá; «El viaje de Tom», de Fernando Verón; y el largometraje paraguayo «La afinación del diablo», de Juan Carlos Lucas.

Y hubo muestras de seis festivales invitados: Cine de no ficción, Tres Márgenes, Cinecable, Video Danza y Performance, Amor es Amor, FAVEPP; y una muestra del programa Cine Joven Comunitario (IAAviM).

En cada una de las jornadas, luego de la proyección virtual de las películas y muestras, hubo entrevistas en vivo con los realizadores y curadores. El propio coordinador de Oberá en Cortos, Matías Njirjak, ofició de conductor y moderador de esas transmisiones vía streaming, que se registraban desde el Cine Teatro Oberá, histórica sede del festival y encuentro de realizadores. Así, el público tuvo la posibilidad de interactuar con los entrevistados a través de las redes sociales, donde compartieron comentarios y acercaron sus preguntas.

Balance positivo

En la noche del viernes se habilitó una mesa de evaluación de Oberá en Cortos 2020, sobre «perspectivas audiovisuales», a la que asistieron el coordinador general de Oberá en Cortos Matías Njirjak, el secretario General de Extensión de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) Hernán Cazzaniga, el presidente del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (IAAviM), Mario Giménez, y el consejero del distrito Uruguay del IAAviM Mario Machado.

Njirjak sostuvo: «Fue un aprendizaje muy grande, minuto a minuto estuvimos aprendiendo a hacer algo nuevo. Cuando empezamos a pensar en un festival virtual creímos que iba a ser más fácil y, al contrario, es muchísimo más difícil. Pero también se presentó la oportunidad de crecer, de hacer cosas que teníamos pensadas hace mucho tiempo y que, por alguna u otra razón no la llevábamos adelante, poner en marcha proyectos que estaban pendientes».

En ese sentido, Hernán Cazzaniga destacó la puesta en marcha de la plataforma propia de Oberá en Cortos, desde donde se transmitió este año el Encuentro. Comentó que es un innovador sistema digital que cuenta con espacios de exhibición, formación y comunicación, desarrollado por la productora mendocina Blankspot Storytelling con el apoyo de Film Andes Cluster Audiovisual Mendoza. «Este desarrollo nos permitió tener la posibilidad de vincularnos con el público a través de un entorno adecuado, que recreaba el espíritu de estar en un festival: sacar la entrada, conversar con el otro, ingresar virtualmente a una sala», manifestó.

«Estamos muy contentos porque si bien hoy cerramos una nueva edición, el sitio de Oberá en Cortos va a seguir activo todo el año, con contenidos, ofreciendo una pantalla a contenidos que no se ven de otra manera», acotó Njirjak.

Mario Giménez, presidente del IAAviM, enfatizó que «esta edición es distinta, pero nos permitió desarrollar un montón de aspectos nuevos que indudablemente son desafíos que se vienen, que los vamos a empezar a transitar y conocer, probablemente con la misma incertidumbre y voluntad con la que comenzaron, hace tantos años atrás un grupo de jóvenes visionarios y que hoy constituyeron esto. El escenario cambia de tal manera que nos obliga a repensar cómo continuar».

Por su parte, Mario Machado, consejero del distrito Uruguay del IAAviM, contó que, de acuerdo con los registros de la plataforma digital, han participado virtualmente personas de diferentes países de América Latina, Europa y hasta África. «Amplió de una manera increíble las posibilidades del festival y estamos muy conformes y contentos», expresó.

Charlas, talleres, espectáculos

Un total de 120 personas accedieron a las seis propuestas de capacitación que se brindaron este año: Cine guerrilla e independiente, Realización de videoclips, Producción de contenidos audiovisuales de no ficción con smartphones, Introducción al diseño y producción de narrativas expandidas de no ficción, Dirección de arte audiovisual, y Montaje documental. Además, dos proyectos de cortometrajes fueron seleccionados para una clínica en Dirección de Arte.

Con respecto a las charlas Sandra Iurcovich expuso sobre la dirección de arte en el cine de época; invitados de Perú, Colombia y Río Negro (Argentina) comentaron sus vivencias con el cine comunitario; Alejandro Gallo Bermúdez abordó el material de archivo en el cine documental; jóvenes de diferentes ciudades de la provincia de Misiones compartieron las experiencias con el programa Cine Joven Comunitario, que se desarrolla a través del IAAviM; y se presentó el libro de Sergio Romero «Reinventar el contenido. Producción audiovisual con smartphones en perspectiva transmedia».

Y al final de cada noche, luego de las películas, se ofrecieron espectáculos artísticos en vivo programados para la sección denominada «Escenarios vivas». En esta edición actuaron Mirti, Meraki, Hamakas Música, Performance de poesía feminista y Ronda.

Articulación institucional

En su decimoséptima edición, Oberá en Cortos reafirmó un recorrido que asegura la continuidad del festival como un espacio de encuentro, formación, investigación y reflexión sobre el hacer audiovisual. En este sentido, los organizadores resaltaron que el festival se sostiene desde la gestión y articulación de instituciones que apoyan el proyecto, que pone la mirada en la comunicación audiovisual para la igualdad y la diversidad cultural.

El festival y encuentro internacional de realizadores es organizado por el Laboratorio Guayrá —integrado por el Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones, la Municipalidad de Oberá, la Universidad Nacional de Misiones y la Facultad de Artes y Diseño de la UNaM—, con el aporte principal del Consejo Federal de Inversiones (CFI). Tiene como finalidad promover polos de producción audiovisual regional con un sentido cultural propio y comunicación participativa, mediante la generación de espacios de formación, exhibición, investigación, fomento de la producción y planteo de políticas audiovisuales regionales.

Artículo visitado 36 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top