Después de funcionar durante 33 años, el Premier claudicó tras seis meses sin actividad y con casi los mismos gastos.

Tras más de tres décadas de funcionamiento, el hotel Premier de esta ciudad, perteneciente a la familia Kraus-Cribb, cerró definitivamente sus puertas. La situación económica producto de la pandemia fue determinante y, según explicó su propietaria, María Lidia Cribb, a pesar de los esfuerzos y la reactivación parcial de la actividad.

“Es un rubro que amo, pero tuvimos que dar la baja definitiva. Fue una decisión muy dura, intentamos mantenernos, pero se volvió insostenible. Fueron muchos meses sin abrir y cuando se habilitó el alojamiento a viajantes, son pocos los que hay en Misiones y, también afectados por la pandemia, intentan evitar quedarse. Por otro lado, el turismo interno no nos sirve porque la gente busca cabañas, lodges y es comprensible: no quieren encerrarse”, sintetizó la mujer, quien además planteó que las boletas de los servicios no evidenciaron una baja significativa a pesar de la inactividad.

Con evidente tristeza, Cribb confesó que jamás imaginó llegar a esta situación: “Es desgarrante, los últimos 33 años lo dejamos todo en este hotel. La decisión la tomamos en familia, porque esto era parte de la vida de todos y a todos nos duele. También duele que tanta gente quede sin trabajo, por eso tratamos de mantenerlo pese a que perdíamos plata, pero debimos decir basta. Ellos (por los empleados) veían que esto pasaría y ahora estamos viendo con cada uno. Con algunos arreglamos, otros están más reticentes, pero tratamos de hacer todo de la mejor manera posible”, deslizó.

 

Pionera de la Cámara

María Lidia Cribb es una de las fundadoras de la Cámara de Turismo Sierras Centrales, entidad a la que -aseguró- seguirá ligada. “Hace 26 años (cuando se creó la entidad), explicábamos a toda la ciudad los beneficios del turismo y sigo pensando de la misma manera, por eso me quedo, para seguir trabajando por el bien de la ciudad. Cerrar el hotel no implica que no me guste el turismo o que no me interese el progreso turístico de Oberá”, aclaró, remarcando que sus pares comprendieron la decisión.

“La gente de la Cámara reaccionó con tristeza, además ya somos varios los que debimos cerrar y se vienen tiempos peores si no se toma algún tipo de medida o si no mejora. Es algo que nadie preveía, no estábamos preparados”, lamentó.

Artículo visitado 572 veces, 1 visitas hoy

Diario Primera Edición


Un comentario en “Oberá pierde otro de sus hoteles históricos

  1. luis

    El caos esta instalado en nuestro pais…Desde el mes de marzo de este año, (y parece que por un buen tiempo) nuestras autoridades estan sin rumbo, y no saben que determinacion tomar…La economia, la salud, la justicia, la sociedad, estan practicamente destruidas..el confinamiento es general, y resultado de esto es que cada vez estamos viviendo un gran desconcierto y descontrol en la sociedad en que vivimos…nos sentimos abandonados, desamparados, con un camino fijo hacia una ruina parcial..o total.. ..hasta cuando ?…Dios lo sabe y no nos queda otra que esperar …

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top