En la jornada de ayer, el Gabinete Interdisciplinario de la Policía Comunitaria de Oberá, respetando el protocolo sanitario vigente por Covid-19, otra vez dijo presente, llevando alegría, juguetes y una merienda a más de 50 chicos de familias humildes.

Esta noble tarea, que realizan semanalmente personal de esa División, junto a la Unidad Regional II y a la Catedral San Antonio, se desarrolló en el barrio de Villa Svea de esta ciudad. Allí se sirvió una chocolatada y galletitas para las distintas familias, además de entregar prendas de vestir y calzados donados en las cruzadas solidarias, como así cambien juguetes para los más pequeños.

Los vecinos agradecieron el gesto institucional, que sirve para afianzar los lazos entre los uniformados y la comunidad.

Artículo visitado 56 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top