En esta helada mañana de julio en la que escribimos esta nota nos sentimos tan gratificados ante tanta gente que de una u otra forma nos hace sentir que no ha sido en vano el propósito que hicimos realidad que consistió y consiste en coadyuvar desde nuestras páginas en el trajín comunitario, esa permanente lucha diaria con la que tanta y tanta gente a través de distintos turnos ha tratado y trata de consolidar su ciudad y las instituciones ingeniándoselas ante presupuestos mezquinos que pueden coartar la posibilidad de atender debidamente a los barrios y que, en consecuencia, el esqueleto comunal aparece con un micro centro que tira a moderno o, al menos pulcro y convocante; y unos barrios tan poblados con vecinos inquietos ante la realidad tratando de correr hacia el progreso a pesar de la pandemia, fracasando en el intento por falta de posibilidades económicas que les permitan, entre otras cosas, enderezar suelos definitivamente y contar con agua y luz suficiente imprescindible; para citar solo los que está entendido como lo más urgente para incursionar en este mundo con alguna posibilidad.
No, no estamos criticando para nada el rol municipal, que tiene que hacer de goma su presupuesto para cubrir las urgencias de una ciudad que -como Oberá- está llevando adelante el progreso día a día; sí queremos exhortar a la gente obereña y en especial barrial de aquí y de allá a que haga efectivo el cariño a su lugar, trabajando en favor de él para ir mejorándolo, que sí puede hacerse en los barrios batallando civilmente para hacerlos noticia, de tal suerte que todo el empeño de su gente sea conocido y estimulado dejando de ser solamente un punto geográfico obereño.
Ocupar para ello a quienes pueden despertar y batallar por logros materiales, culturales y espirituales que desborden localismo y sean noticia de progreso y que de esta manera tendrán un despertar espiritual y comunitario que valorará su vida.
Cierto es que hay muchos en los barrios que han trabajado por ellos, si bien es cierto que mencionar algunos e ignorar a otros no es prolijo, pero en este momento que estamos escribiendo mencionaremos a José Purtic y Héctor Acosta que se han acercado a Pregón oportunamente informando sus inquietudes culturales y que han batallado incasablemente, el primero no solamente en el ajedrez del que fue un precursor en divulgar el juego, todo un pionero en esta Oberá, también en el batallar por su barrio y en cuanto al segundo, otro gran luchador cultural fue punto clave en la creación de la biblioteca Hugo Amable de la que fue artífice, entre otras concreciones.
¡Arriba la gente barrial! Que cualquier encierro por la pandemia da una oportunidad para inspiración comunitaria entendemos que podría aliviar aunque fuere en cierto grado la inquietud de libertad y esparcimiento que puedan sentir en esta crisis por el virus y, a la vez contribuir con su aporte al progreso local.
La idea que nos ha surgido es que utilicen el encierro y si bien es cierto que hay que cumplir con la cuarentena, los que tengan posibilidades de hacerlo se junten para plasmar e idear fuego comunitario para cuando ella se aleje.

Ecos del Suplemento 54º Aniversario
Oberá cuenta con pista de aterrizaje
En 1937, Carlos J. Pettersson tuvo la iniciativa de construir una pista de aterrizaje en Oberá, bajo los auspicios del Aero Club Posadas.
Se constituyó al efecto una comisión que quedó integrada, además de Pettersson, por Adolfo Lindström, Leo Lutz, Luciano Blanchard y Oscar Petrini.
Aurelio Bárbaro y los herederos de Juan Ortt, facilitaron a título precario, la extensión de tierra necesaria en la planta urbana de Oberá.
Mediante la recaudación de fondos por medio de festivales y suscripción pública, se empezó a voltear el monte, destroncar, limpiar y nivelar el terreno.
Se gastaron 3 mil pesos, cubriéndose tales gastos con un crédito mancomunado por mil pesos y que fue cubierto por Pettersson. Lindström, Lutz y Petrini, por partes iguales y como donación.
Aunque la pista no estaba concluida, el 25 de marzo de 1938 aterrizó por primera vez un avión en Oberá. Era un avión ambulancia de Posadas que iba a transportar un enfermo grave, el ingeniero Dupry de Lome, quien de esta manera pasó a ser el primer enfermo obereño evacuado en avión.
La pista concluyó en octubre de 1938 y se inauguró el 13 de noviembre del mismo año con un gran festival aeronáutico, con máquinas del Aero Club Posadas, además de una enviada por la compañía petrolera Shell Mex Argentina, llamada “El gavilán de la selva”, que fuera gestionada por el concesionario en Oberá Juan Oscar Wickström.

La anécdota: Carreteo con suerte
Son tantas las anécdotas que quedaron en la memoria de los que forjaron la ciudad y ésta obra. Una de ellas la recuerda De Olivera como si fuera ayer, con una sonrisa amplia y el pensamiento situado hace 50 años, relató: «La orden de aeronáutica era hacer un círculo frente al hangar, la misma tenía que tener 10 metros de diámetro y decir el nombre del pueblo. Los colonos abrieron una canaleta, pusieron cascotes y para apisonar le pusieron un palo a una tora de leña. Llegaron las 12 del mediodía y dejaron el pisón parado en el medio de la pista.
Al rato el instructor de vuelo tiene que salir urgente con unos viajantes para ir  a El Soberbio, cuando salió carreteando para volar se llevó el palo por delante y se reventó la hélice del avión más nuevo que compramos los integrantes de la comisión, recordó.
A la vez agregó que la hélice andaba por ahí tirada y le dije al gerente que la iba  a llevar a casa para ponerle un foco y me dijo que si quería, la comprara. Eso fue lo que hice. Se la compré a tres pesos y eso figuró en el acta.
Mi idea era que cuando el Aeroclub cumpliera 50 años, entregarla como recuerdo, porque se hablaba de que para el Cincuentenario se iba a hacer un  acto. El que estaba a cargo de eso era Masenchuk, quien  mantenía el movimiento del aeroclub, pero un  par de días antes del acto fallece y entonces quedó todo en la nada».  (Fragmentos de la entrevista a Edelmiro Rodríguez de Olivera P.M.: 2006)

Artículo visitado 18 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top