Maxis Benn  (-en la ficción-,  o Máximo Benegas en la realidad) nos acerca  un  libro  de su autoría  que ha titulado «Horizontes Inciertos» (Cuentos 2020).  Es un libro más a los que ya ha presentado en otras oportunidades, “Tierra Colorada” (Cuentos misioneros, 2019)¸ y  ”Piedras Azules” (cuentos 2019)  con el agregado de que su primer libro, «El Limite de la Esperanza» (Relatos 1996) está agotado.
Después de 30 años de vivir en la Capital Federal, Máximo Benegas  volvió a su terruño en el  año 2005, tal vez cansado de la gran ciudad. Nuestra -no ya tan-  pequeña ciudad, fue inspiración en sus libros, el paisaje misionero, las costumbres, las creencias, los personajes,  los tuvo  presentes en sus temas.  Después de algunos años de vivir en Oberá  como anónimo escritor  fue una gran sorpresa conocer su vocación literaria ,  conocerlo a él  y a su especial  visión de la vida, los simbolismos de su escritura que tienen  mucho contenido espiritual. En este último libro,  los “Horizontes Inciertos”  son  los avatares  que acompañan al ser humano durante su vida, las  incertidumbres del acontecer diario, los imprevistos  por más que bosquejemos metas y planifiquemos qué  hacer de nuestra vida. Tomar las riendas  de nuestro destino es lo que  todos deseamos hasta que, en algún momento, nuestro castillo de  arena cae por cualquier motivo y nos deja en un nuevo nudo del camino. ¿Dónde quedaron nuestros planes,  qué nos sacó de un camino seguro  para mostrarnos otro? Para el autor  es la certeza de esta  incertidumbre lo que  se repite en cada ser humano, y es lo que lo obliga al aprendizaje en el error o en el acierto, para estar abierto  al cambio a partir de un obstáculo y “emprenderla” de nuevo con otra experiencia  que pueda dar la satisfacción que buscamos. Es un área que manejamos a medias. En  sus primeros 14  relatos, los temas tienen como centro al “caminante” ya en  camino, con una escala de valores que son los que eligió o los que se le dieron en su andar.   Está el  hombre ambicioso, el que solo busca fortuna, el desconforme  e irreflexivo, el que no soporta envejecer, el que la acepta como etapa maravillosa, el insatisfecho, etc… y en todos los relatos está el mensaje del autor que surge sin que lo diga, que lo tomamos o  no, con el propósito de lograr una convivencia armoniosa y un horizonte certero. Son los valores  éticos que cada uno adopta y que  pueden constituirse en principios de vida. Luego de leer reflexionando  junto al autor sobre estos temas, de repente sentimos  como que  “da  un salto en el aire” porque en los  próximos y últimos cinco cuentos o relatos, se dedica, sin previo anuncio,  a la ficción,  a los relatos  para niños donde salen como de un sombrero de  mago, la historia de un “Hornero inteligente”, la del “Gato Mimoso” y su triste destino; “la dama, los gatos y  los grillos”; “el árbol sufriente” y nada menos que “Francisco y el Lobo”. Hay para todos los gustos del lector.

Artículo visitado 47 veces, 2 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top