El  Servicio Penitenciario, a través de la Unidad Penal II de Oberá , realiza asistencia  a más de 200 chicos del  barrio Mate Rojo, todos los fines de semana se les proveerá de la  merienda.

Los penitenciarios, acompañados por el Director General Manuel Dutto, ya realizaron las primeras asistencias entregando chocolatada y bollos, alimentos que fueron elaborados en la Unidad Penal  y repartidos  siguiendo estrictas  medidas de higiene y prevención.

La idea es asistir a los más carenciados del mencionado barrio, el   referente del lugar Rubén Márquez comentó  que  “ es una gran ayuda ya que es una zona de  pocos recursos, y esta meriendas comunitarias  para los niños, resulta de gran ayuda para ellos y sus familias”.

Artículo visitado 103 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top