Videoconferencias, Aula Virtual, grupos de WhatsApp, Facebook y canales de YouTube, son las herramientas digitales utilizadas para el dictado de clases de cada asignatura. El objetivo es no perder el año académico, ni dejar fuera a ningún estudiante.

La declaración de emergencia pública sanitaria decretada en la República Argentina, impactó sobre el sistema educativo, obligándolo a prescindir de la presencialidad. De esta manera, Escuelas, Institutos y Universidades, debieron adecuar sus actividades académicas a la modalidad 100% virtual.

Actualmente la Facultad de Artes y Diseño mantiene 196 Aulas Virtuales en actividad, con 848 estudiantes activos mediante plataformas digitales. En esta modalidad, “el concepto de flexibilidad, adquiere fundamental importancia, tanto para el docente como para estudiantes”, analiza la Secretaria Académica, Mgter. Cecilia García. En este sentido se optó por partir de contenidos mínimos, que permitan garantizar la cursada de cada materia.

“Si bien es una tendencia que la Universidad Nacional de Misiones viene trabajando, la virtualidad todavía conformaba una realidad algo más lejana”, explica García, “esta nueva modalidad de cursado, requiere de reconfigurar las estrategias docentes y los métodos de evaluación, para que estén adaptadas a la realidad actual, y que certifique un proceso de aprendizaje, más que una evaluación cuantificable”.

Las Videoconferencias, grupos de WhatApp, Facebook, canales de YouTube, entre otros; son las herramientas que complementan al Aula Virtual, la cual funciona mediante la plataforma Moodle, especialmente diseñada para las clases online.

Una salvedad importante es que hubo un primer encuentro con los ingresantes. El grupo más vulnerable, de alguna manera, ya que no traen el bagaje de la dinámica universitaria.

Por otro lado, el contexto geográfico, socioeconómico y cultural, condicionan el tipo de acceso que tendrá cada alumno a las herramientas que pueda brindar la universidad.

Tenemos alumnos que tienen acceso a internet permanente, otros dependen de la duración del crédito, otros toman señal en determinados lugares y momentos. También hay alumnos que no se han conectado, eso es una preocupación, siempre nos preocupan y ocupan las posibles deserciones”, explican los docentes.

En este sentido, la Secretaria Académica afirma: “la prioridad de la institución es contener, y preservar tanto a estudiantes como profesores. De lo que vamos tomando conciencia, es que la pandemia y aislamiento nos obliga a reconfigurar el año de clases, nuestras prácticas y rutinas. Así también debemos afrontar las dificultades, preocuparnos por los alumnos desde el rol de la universidad, desde lo académico y desde lo humano”.

Artículo visitado 80 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top