En la mañana de ayer miércoles, Patricia Nittmann, Defensora del Pueblo, se reunió con los propietarios de la empresa prestataria del servicio del transporte público, Capital del Monte, dónde analizaron el perjuicio que tienen los usuarios del servicio cada vez que el gremio realiza paros por falta de pagos.

Al principio Nittmann, destacó la importancia del servicio que presta la empresa para toda la comunidad y los problemas que acarrea a los ciudadanos un paro imprevisto e ilegitimo, teniendo presente la normativa penal con respecto a la interrupción del servicio público.

Mientras que Ernesto Kubski, propietario de Capital del Monte, señaló que fue un paro sorpresivo, porque hasta el 11 de mayo y a última hora del día creyó haber llegado a un acuerdo con el gremio de los chóferes.

Informaron desde la prestataria que los empleados cobran desde el 1 al 15 de cada mes el total de sus sueldos, pero en este caso la disputa fue por la exigencia del gremio sobre un reajuste por las nuevas escalas salariales y recién hoy pudieron cumplir con ese compromiso porque ayer recibieron los subsididos por parte del estado.

La empresa hizo un descargo sobre el diseño del servicio que está pensado para grandes urbes como Buenos Aires, pero que resulta difícil realizar el cumplimiento por no manejar dichos montos.

Además la empresa hizo un descargo sobre el diseño del servicio que está pensado para grandes urbes como Buenos Aires, pero que resulta difícil realizar el cumplimiento por no manejar dichos montos.

En esta cuarentena el personal de salud viaja de forma gratuita, anotándose en un cuaderno, pero no existe otro control y sería necesario que puedan estar identificados con algún tipo de credencial.

Para el empresario, no tendría que haber más paros o cortes del servicio, debido a que entiende que la contienda fue solucionada.

 

Artículo visitado 131 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top