Si bien las Ferias Francas en la ciudad siguen funcionando, las ventas han disminuido. La cuarentena impide la participación de los colonos mayores, algunos envían sus hijos, pero otros directamente no pueden venir. Por otro lado, la circulación de personas de acuerdo a terminación de DNI, afectó directamente a las ventas, ya que los sábados, día de mayor presencia de feriantes y clientes, no todos pueden salir.

“Seguimos trabajando tranquilos con todos los protocolos, pero menos feriantes, las personas mayores no pueden venir, por eso afecta la cantidad. Algunos pueden mandar sus hijos, pero no todos. Los días sábados son los de mayor presencia tanto de feriantes como de clientes” explicó Claudia Wisnieski. “Bajó mucho la venta porque tenemos muchas personas mayores como clientes que ahora no pueden salir, pero algo se mantiene así que estamos. Nosotros estamos tranquilos dentro de todo, pero la salida por número de DNI nos afecta y sobre todo la posibilidad de venta” afirmó.

Artículo visitado 49 veces, 1 visitas hoy

Meridiano 55

www.Meridiano55.com


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top