Las restricciones por el aislamiento social obligatorio en el marco de la pandemia de Covid-19 pusieron en pausa muchas actividades, entre ellas las competiciones deportivas, lo que trajo aparejado innumerables interrogantes y desafíos para los dirigentes, los protagonistas y los seguidores.
En ese contexto, el Oberá Tenis Club (OTC) afronta el doble desafío de solventar al plantel profesional de la Liga Argentina de básquet y sostener la estructura institucional, incluido el pago de sueldo del personal administrativo y de mantenimiento.
En ese trajinar anda por estos días Sergio Feversani, el presidente de OTC que desdobla su tiempo entre cuestiones particulares, la administración del club y el permanente diálogo con sus pares de la Liga Argentina y dirigentes la Asociación de Clubes (AdC).

Al respecto, en diálogo con El Territorio se refirió a versiones periodísticas que en los últimos días indicaron que la suspensión de la temporada era un hecho, aunque hasta el momento no existió confirmación oficial.
“Hace rato que venimos con reuniones virtuales entre los presidentes de los clubes y dirigentes de la AdC. La idea era esperar, tener paciencia y ver qué pasa, pero se hace cada vez más difícil. Hay muchos clubes que desde hace rato vienen manifestando que no quieren seguir, entre ellos Barrio Parque y San Isidro”, precisó.
Y agregó: “Teniendo en cuenta lo sanitario y viendo que esto va para largo, te das cuenta de que no se puede seguir jugando porque cada provincia también tiene su situación particular y algunas tienen muchos casos, como ser Chaco, Córdoba y Santa Fe, que son los lugares a los que viajamos asiduamente. Pero todavía no tenemos nada claro”.

Escenario complejo
En tanto, Feversani mencionó que la Liga Nacional (la máxima categoría) confirmó la continuidad de la competencia debido a la obligación de cumplir con los contratos televisivos, una cuestión que no alcanza a la Liga Argentina.
Por ello, consideró que “más allá de que no tenga la confirmación sobre el anuncio, tampoco descarto que se cancele la temporada porque hay muchos clubes que no quieren seguir”.
Subrayó que en el contexto de la pandemia “es difícil hablar de plazos porque todo es muy dinámico y cambiante porque las decisiones dependen de lo que vaya resolviendo el gobierno. Primero se analizaba empezar en mayo, después junio y ahora se analiza la cancelación”.
Entre tanto, los clubes también deben atender los contratos de los jugadores en una situación inédita que afecta a todos. En ese contexto, por el momento los jugadores de OTC y los demás equipos siguen entrenando en sus domicilios.
Ante la inminencia de la cancelación, vale aclarar que la Liga Argentina no tendrá descensos, pero sí la Liga Nacional, por lo que la segunda división deberá fijar una metodología de ascenso.
Por ello, Feversani subrayó: “Los únicos que ganamos un campeonato en la temporada fuimos nosotros”, con relación al título del Súper 4 que se jugó en Oberá.
También mencionó que varios clubes de máxima categoría pusieron en duda su participación en la próxima temporada por cuestiones económicas, lo que abre la posibilidad para los equipos de Liga Argentina de obtener una invitación a participar en la Liga Nacional, opción que seduce a la dirigencia Celeste.

El posible panorama tras el coronavirus
La suspensión de la Liga Argentina se dio justo en el momento en que OTC se consolidó en el liderazgo de
la Conferencia Norte. En 31 partidos en la temporada, el equipo que dirige Leandro Hiriart festejó 22 triunfos y sufrió 9 derrotas. Además ganó el Súper 4 de manera invicta, con lo que se adjudicó la chance de disputar una plaza con vistas a la próxima Liga Sudamericana ante el campeón de la Liga Argentina.
Ante la posibilidad de cancelación de la temporada en marcha, Sergio Feversani opinó que “al no haber campeón de la Liga Argentina nosotros accederíamos directamente a la Liga Sudamericana, que sería algo histórico para el deporte misionero. Después se verá los ascensos y descensos, porque habrá que ver cómo se define la Liga Nacional”.
Consultado respecto a la posibilidad del ascenso, consideró que “en definitiva, esta situación abre un montón de escenarios. Si hay una posibilidad de jugar la Liga Nacional creo que es una oportunidad imperdible y trataremos de conseguir los recursos para jugar. Con el dólar tan alto creo que no habrá tantos extranjeros y eso nivelará la competencia, por lo que sería una gran oportunidad para nosotros”.

Artículo visitado 188 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital. Foto: Luciano Ferreyra


Categorías: Deportes Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top