Según el testimonio de los padres del niño de 4 años, el menor accidentalmente había ingerido las pastillas, empezó a tener convulsiones y luego quedó incontinente por lo que se dirigieron inmediatamente a la guardia de la División Comando Radioeléctrico Zona Norte.

Con la premura del caso, el Oficial Sub Ayudante Leandro Fraga y el Cabo Primero Armando Alves, le practicaron al niño maniobras de RCP y luego de unos minutos volvió a tener signos vitales. Inmediatamente el menor fue trasladado al hospital Samic en el móvil policial.

El pequeño quedó internado en observación y se encuentra fuera de peligro. Los padres se mostraron muy agradecidos con los efectivos por el profesionalismo y la rapidez con la actuaron.

Artículo visitado 123 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top