La situación de las facultades Públicas está al rojo vivo, el martes último se reunieron Decanos y Rectora de la UNaM para evaluar acciones a seguir para llegar a fin de año. La Provincia ayuda con víveres secos para los comedores, pero los gastos son varios. Solamente en Oberá, el comedor Regional atiende a 800 alumnos y el Centro de Estudiantes provee merienda para 300 estudiantes. Los pedidos de albergue y becas de salud son constantes.

“Tuvimos este martes, una reunión de Decanos junto a la Rectora y el secretario general de administración de la UNaM, evaluando cuál es nuestra situación que es crítica. Nos hemos quedado sin recursos, hemos consumido las reservas que teníamos para inversiones que se usaron para gastos diarios, energía, alimentos y aun nos quedan 2 meses, entre clases y exámenes, o sea cerca del 20 de diciembre terminaríamos con todo y hasta ahí tenemos que seguir”, explicó el Decano de la Facultad de Ingeniería Sergio Katogui al Aire de Integración.

Dijo además que “nuestro presupuesto dividimos en varios items, partidas para sueldos, donde el aporte de Nación se cumplió, pero también hay otros rubros como funcionamiento general. El gobierno provincial ha tenido una actitud para con nosotros donando víveres secos para el sistema de comedores de la Universidad, en Posadas, Oberá, Apóstoles y Eldorado, donde comen entre 5 y 6 mil alumnos, por lo que la semana pasada recibimos esa ayuda y nos vino muy bien, como asimismo ya nos habían ayudado para culminar el albergue universitario”, refirió.

Sostuvo que en la reunión “estuvimos buscando la forma de financiación para culminar este año, previendo la no regularización de partidas correspondientes, tenemos aprobado nuestro presupuesto por ley pero sufrimos ya de ese escenario en 200-01, y vemos una situación similar”.

Daniel Valdez, Secretario de Bienestar Estudiantil de la Facultad de Ingeniería añadió que “tuvimos la particularidad de un gran porcentaje de estudiantes que no podían seguir si no tenían el comedor, con picos de hasta 800 alumnos que asisten, en aumento constante, aunque para esta época del año siempre hay merma, no la hubo. Por medio de la Universidad y la provincia, podemos seguir con esa ayuda por los víveres secos que aportaron”.

En cuanto a albergues dijo que comenzaron a recibir pedidos porque los alumnos no pueden sostener sus alquileres y gestionan lugares. “Les está costado a las familias mantener a sus hijos estudiando. En becas de salud tenemos también más pedidos y eso nos habla de la situación por la que atraviesan los estudiantes”, señaló.

Valdez acotó que “muchos alumnos tienen trabajos de medio tiempo, buscan alternativas para generar ingresos, pero es difícil. Tenemos mucha incertidumbre por la ayuda que pueda llegar de Nación y si bien la provincia nos sostiene con el comedor, sabemos que no es fácil. El Centro de estudiantes lleva adelante un trabajo importante con la merienda, que sirven para 300 alumnos-cuando anteriormente eran 150-, si bien es solo chocolatada con pan, sabemos que en algunos casos hace de cena para ellos”, indicó.

Artículo visitado 96 veces, 1 visitas hoy

Meridiano 55

www.Meridiano55.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top