El Juez de Familia de Oberá, Jose Gabriel Moreira, dió su versión de la situación planteada ante la muerte de Ayhlen Mattos, una joven desnutrida aguda, discapacitada motriz, cuyo informe social había sido elevado a ese Juzgado en forma indirecta. La madre de la joven con problemas psiquiátricos (personalidad bordeline) sigue detenida por este hecho, imputada por el Juez de Instrucción Horacio Alarcón de “abandono de persona”.

En declaraciones a El Aire de Integración, Moreira dijo que “lamentablemente algunos medios toman un caso privado, documentación particular, que no entiendo como les llega a sus manos, lo publican sin analizar, donde pudo haber surgido el problema, en este caso, éste Juzgado. Nunca entró un proceso o denuncia por lo que tengamos información o acción administrativa o particular donde se haya pedido medidas de protección de la niña (joven)”.

Dijo que “ella vivía con su madre, su abuela y dos hermanas ye tenian familiares que colaboraban con ellas, eso surge de las intervenciones socioambientales e intervenciones que tuvimos nosotros. Supongo que la gente cree que el Juzgado es un lugar en el que, cuando ingresan, tienen que encontrar una solución, que el Juez o el estado a través de la Justicia- y ahi hay una lamentable confusión- tiene que darle a cada quien lo suyo, como si fuéramos un estado administrador con presupuesto propio para hacerlo, la gente está confundida. El Juzgado es un lugar de resolución de conflictos jurídicos y para que un Juez decida, tiene que haber un conflicto jurídico, o sea una denuncia relativa a la materia que el Juez tiene a su cargo”, mencionó Moreira.

“Yo no podría resolver el caso de una violación por más que venga un niño a la audiencia y me diga mi papá me viola porque no puedo. Resolveré otras medidas. No es verdad como dice Meridiano55.com que la justicia estaba ausente, no es verdad en este caso, se actúa en consecuencia a partir de acciones”, destacó el Magistrado.

Expresó además que “en esta casa habia 3 menores- ahora Ayhlen ya era mayor- y la mamá de las mismas tenia un proceso de cuidado iniciado por el papá de una de ellas, que concluyó el año pasado cuando se fué con el papá. Por otro lado, tenemos un juicio por la más chica (d las hermanas de la joven fallecida) donde está en discusión también el proceso de responsabilidad parental de la madre, de Ayhlen no existe nada”.

“En el primer proceso judicial, la misma trabajadora social que hizo este informe publicado, funcionaria pública del estado provincial, tomó conocimiento de la causa y en mayo hizo un informe que presentó en una causa privada, en etapa de prueba, donde le pagaron para que haga el informe y sobre Ayhlen lo único que dijo es que en su habitación habia falta de higiene. El autismo, la ceguera y la sordera de Ayhlen, no eran de ayer sino de toda la vida. Ësta funcionaria pública no hizo denuncia y en ese juicio no resolvíamos la situacion de Ayhlen. En septiembre, la misma funcionaria va al mismo domicilio por la tercer niña,conoce la ley 3820, y ahora menciona subrepticiamente en dos renglones, que “sugiere” al Juez le diga a los órganos administrativos que intervengan. Me pregunto: hay ausencia de justicia? lo que hubo, es un funcionario público que no entiende su función”, resaltó molesto Moreira.

Asimismo, remarcó una y otra vez que la licenciada en trabajo social(autora del informe presentado en el Juzgado de Moreira) no realizó su trabajo al no hacer denuncia alguna. “Yo no estoy diciendo que el juzgado no es responsable, si la sociedad quiere que seamos responsables y los periodistas quieren y le van a buscar la vuelta y nos van a encontrar culpables”, mencionó.

Luego añadió que “Supongo que el STJ o la Cámara de apelaciones en búsqueda del conocimiento  de la situación real del caso, me puede pedir un informe o un expediente y eso  no sucedió, no tuvimos pedido alguno, ni expediente alguno. Si hubiera habido una medida por la que pudiéramos haber tomado intervención,no hubiera cambiado mucho, la situacion de la niña era crítica de todas maneras, asi que lo mas probable es que haya necesitado mucho más cuidados que solamente la intervención de un juzgado”, puntualizó

“Por mucho menos que esto, hemos actuado, pero tiene que haber una denuncia”, insistió el Juez.

Más allá de eso, Moreira insistió que “todo funcionario público tiene responsabilidad en el ambito de su materia, si vos estas trabajando en el ambito de la salud y ves una persona baleada tenes que hacer la denuncia, lo mismo ésta trabajadora social que intervino en la familia dos veces en el año”, sentenció.

“La oficiosidad es ante situaciones donde vemos que de no actuar porque la parte no lo hace, podriamos encontrarnos ante una situacion compleja, que es el caso de Ayhlen, pero la informacion tiene que eetar constante y sonante, un trabajador social que dice sigieron que organismos administrativos pertinentes vengan a ver la situacion, no está haciendo una denuncia. Sobretodo cuando estamos esperando otro tipo de información y esto aparece en un renglón, es poner en cabeza de un juzgado una responsabilidad cuando tenemos 20 causas nuevas de violencia por dia”, señaló.

“No es mi responsabilidad sino de la trabajadora social. Nunca dijo que las personas que la cuidaban no estuvieran en condiciones de hacerlo. No tuvimos nunca una causa por la situacion de Ayhlen”, explicó en otros párrafos de la charla con El Aire de Integración.

Artículo visitado 590 veces, 1 visitas hoy

Meridiano 55

www.Meridiano55.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top