La diseñadora industrial obereña Claudia Beck lleva cuatro años experimentando con este sistema “limpio” y de bajo costo, con vistas a alimentar procesos productivos.

La diseñadora industrial obereña Claudia Beck, junto a su padre y otros profesionales, lleva cuatro años experimentando con el sistema de energía solar, que a los importantes beneficios que genera en el ámbito del medio ambiente, además se sustenta en el bajo costo de la fuente energética.

Según ella, se trata del único emprendimiento de estas características en la región.

“Disponemos de paneles solares fotovoltaicos para generar energía eléctrica y paneles solares térmicos para calentar el agua. También tenemos bombas solares y otros productos. Además, empezamos a trabajar desde principio de año en instalaciones”, expresó la profesional a PRIMERA EDICIÓN.

“Lo iniciamos como un proyecto de innovación tecnológica, potenciado por su carácter ecológico, al ser energía renovable. Veníamos experimentando en casas, analizando el sistema y haciendo pruebas, trabajando en su desarrollo”, agregó.

La primera instalación con sistema de seguidor solar que hicieron fue en una importante maderera ubicada en Guaraní. Allí “se instaló un sistema de 11,34kW de potencia fotovoltaica. Está compuesto por 42 paneles solares de 270Wp cada uno. Los mismos le permiten al establecimiento lograr un ahorro mensual en la factura de energía. Además, el sistema tiene la posibilidad de acumular la energía solar en un banco de baterías de ciclo profundo. Esto permite que las oficinas administrativas, algunas herramientas y la bomba de la caldera continúen con su trabajo aún cuando exista un corte de energía”, detalló Beck.

El sistema cuenta con un mecanismo de seguidor solar, este-oeste, que permite aprovechar los rayos del sol al máximo a lo largo del día.

“El recorrido de cada módulo compuesto por dos paneles es de un total de 80° y logra que se genere aproximadamente un 20 por ciento más de energía si se lo compara con los de estructura fija. Esta es una aplicación y desarrollo único en la provincia y alrededores. Es un sistema ideal para grandes plantas solares y requiere diseño y análisis estructural ya que el conjunto debe soportar las condiciones climáticas que se presentan en nuestra zona. Se utilizaron materiales como aluminio, acero galvanizado, acero inoxidable, entre otros. Además, se planteó como objetivo que la incorporación de los paneles solares represente una mejora estética en lo que es el tinglado común utilizado en la industria. En el proyecto estuvieron involucrados ingenieros electromecánicos e industriales además del aporte del propietario de la empresa”, subrayó la diseñadora industrial obereña.

Artículo visitado 456 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


4 comentarios en “El sol como fuente de energía gana terreno en la Zona Centro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top