Agenda cultural  

Una prolífica, amable y eterna escritora, Elsa Fabiana Cantero (Chita para todos), nos vuelve a visitar en oportunidad de nuestra 42 Feria Provincial del Libro,  por supuesto con un nuevo libro, “Luces y Sombras” … aludiendo, tal vez, a  lo que expresan  sus textos en el libro, que parten de la vida misma, de la vida común y cotidiana, llena de luces y sombras. Los hay en forma de relatos, cuentos, anécdotas, pensamientos, que los acomoda en capítulos bajo cuatro subtítulos:  Solidaridad (Amores);  Arte (Ver y Mirar);  Anécdotas (¿De quien?);   y Viajes (¿Dónde?). Chita nos visitó y además de presentar su libro visitó el 2º grado del Colegio Mariano y  a su vez tuvo la visita de varios grados del mismo Colegio. Su propósito es el de  trasmitir como docente  lo que sabe de la manera más amena posible . Su modalidad  para interesar a los alumnos   hizo  que ellos respondieran con gran calidez y entusiasmo . En la contratapa del libro, otros jóvenes , sus nietos, bisnietos e hijos  le aseguran que nadie como ella para contar cuentos  con el ruego de una nieta que le dice   “Nunca dejes de escribir…” Esta  pedido  seguramente alude a que Chita  ha manifestado  que éste es su último libro, claro, después de haber escrito 15 libros puede permitirse ese pensamiento . En otra oportunidad he calificado  a  Chita como en “estado de escritura”, de donde difícilmente se sale. La escritura de Chita es   directa, sencilla, aborda distintos  temas y  situaciones que suceden o que sucedieron, donde  ella es protagonista  o hay un  personaje que  la representa.
De vez en cuando agrega pensamientos  que son sus reflexiones personales donde  se  siente que ella está presente  y  nos está hablando,  a veces  nos quedamos impresionados con lo que nos cuenta, como cuando expresa abiertamente que se quiere casar con “Coco”… (Amor tardío) donde no sabemos si nos está   revelando un secreto o es  algo que ya sucedió… Porque muchos lectores conocemos un escritor Coco, que la  acompaña con  admiración. Esta posible confesión de un amor tardío trae risueñas interpretaciones de parte de sus impresionadas amigas. Seguimos leyendo algunos de sus relatos,  con noticias dolorosas,  o sentimientos de venganza  que no entienden de medida  para provocar daños  (Sentimiento fatal); cuentos  con  la intervención de gitanos  y un relato donde  dos personajes  se reencuentran, luego de una separación  cuya razones  no se conocen  (Juicio); una rara leyenda del  abuelo  (Río Paraná) de amores frustrados  y animales que hablan. Otra de  acciones solidarias de universitarios que quedaron como ejemplo y se repiten en el tiempo; una misiva extraordinaria de un ex alumno   que siente  que su vocación como   profesional de Caño Cañaveral, se lo debe a ella  (Incredulidad). En  “Viajes”, nos  reímos con una equivocación singular (Equivocación). También alude a Horacio Quiroga  en sus viajes a Corpus y San Ignacio para abastecerse según sus necesidades. En general  toda su narrativa tiene algo que nos interesa  y por  eso nos entretiene y  alegra.

Artículo visitado 34 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top