Agenda cultural
16º Festival de Lectura en  Oberá, que se realizará el 24 de junio en el Polideportivo del Colegio Mariano.  El Festival de Lectura es una creación de la Feria Provincial del Libro, que tuvo varias etapas  durante años, con algunas épocas de inactividad.  Se restableció  el año pasado,  con  el auspicio y  trascendente  colaboración del Ministerio de Educación de la Provincia,  a través de su titular Mgter Ivonne Aquino y de su eficiente equipo del Plan Provincial de  Lectura, que desde hace meses están abocadas a la tarea de   capacitar a  los docente de las diferentes escuelas y colegios del nivel primario invitados,  que aceptaron la participación.
Este equipo está conformado por las Licenciadas Silvia Zapaya, Silvia Ruloff, y las capacitadoras  Mónica Fleitas, Noemí Marín y Romina  Tor,  quienes realizaron talleres y tutorías hasta  llegar al evento principal que es el Festival propiamente dicho. Como dijimos se llevará a cabo el 24 de junio. Participarán las Escuelas provinciales de Oberá, 84, 304,  185, 448, 305, 288, 530, 660, 667, 237, 788, 822, 395 y 457. Y los colegios Instituto Carlos Linneo, Colegio Mariano, Colegio Hermann Gmeiner y Departamento de Aplicación de la Escuela Normal Nº 4. El objetivo  principal es alentar a los escolares a la lectura de libros, especialmente de autores  misioneros. En este caso abordarán la lectura de los cuentos de la selva del escritor Horacio Quiroga, uruguayo de nacimiento pero argentino y misionero por adopción . Así como  en otros países, los mitos y leyendas forman parte de un folklore antiguo, pero que siguen siendo actuales  en cuanto siguen conmoviendo  la imaginación colectiva aquí pasa lo mismo con Quiroga.   Voy a reproducir algunas parte de un texto de  Laura Devetach refiriéndose a lo que fue para ella el Impacto Quiroga. Dice; » Una de las primeras imágenes que tengo de los cuentos de Quiroga pertenece a  «La Abeja Haragana» de los Cuentos de la Selva. Allá por los seis años, esa imagen propia que se construye a pura lectura, llegó a obsesionarme hasta el punto de escapar hacia baldíos y campitos en busca de la solución de lo que se me planteaba como un enigma. En la historia una  víbora  hace bailar con la cola los trompitos del fruto del eucaliptus. ¿Cómo hacía la víbora? ¿Cómo se hacía para que los trompitos bailaran? ¿Eran los frutos verdes o los secos? ¿Los grandes o los pequeños? Exploré el libro… las palabras… los árboles y los frutos …y fui  asociando a Quiroga con el calor en la piel… con trepar a los árboles..  entre ramas y cortezas, con la mezcla de savia fresca y sangre salida de algún  rasguño…» La lectura de los cuentos de Horacio Quiroga me hizo cobrar conciencia de que aquí también cabía la aventura, que en estos montecitos y  zanjones podía encontrar frutas mágicas como el mburucuyá y pájaros que cantaban sin dejarse ver, como el Crispín …que Quiroga transmite  a los chicos la  tensión  de conocer el peligro, del permanente clima de estar en el borde…»

Artículo visitado 11 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top