Agenda cultural
Decimos que Oberá es un crisol de razas, aludiendo a la variada inmigración que forma la mayor parte de nuestra  población, inmigración que tuvo un origen común:  dejar la violencia de la guerra que se cernía  sobre Europa , la hambruna y la falta de trabajo, para buscar la paz deseada y añorada. Nuestra inmigración tiene en su gente, el amor a la paz y al trabajo. Y así cada colectividad lo va mostrando a lo largo de tantos años de vivir en nuestro suelo, y lo va dejando en palabras , rememorando historias que son ejemplares,  Por eso es tan  importante el libro de ZENONA ZABCZUK ,nuestra Cónsul Rusa, hija directa de inmigrantes cuya historia ya nos contó en sus libros anteriores (“Ruta de Recuerdos” y “Mis raíces”). Ahora nos presenta   un libro –histórico –documental que es COLECTIVIDAD RUSA BELARUSA DE MISIONES . “30 AÑOS DE HISTORIA”  de más de 300 páginas, donde los textos son acompañados con hermosas fotografías en colores, una laboriosa tarea de selección que puede enorgullecer a la Colectividad, donde los principales acontecimientos constituirán un recuerdo  para siempre.

La autora recorre todos los avatares pasados para llegar a conformar esta colectividad. Explica que no fue fácil, hace más de 30 años,  su creación, porque ser de nacionalidad rusa tenía connotaciones políticas,  para la mayoría,  significaba ser comunista  en una  época en que el comunismo como teoría y como práctica se expandía por el mundo, muchas veces considerado como un mal casi apocalíptico. La discriminación en esta parte de occidente era lo normal y general.  Los  rusos, venidos como aldeanos,  agricultores,  hombres de trabajo,  que abandonaron  su  patria por la situación de extrema pobreza que habían creado, primero, la Gran Guerra (1914-1918),  luego  la Revolución Bolchevique de 1917 eran parte de esa población inocente que solo quería la paz.  Estas  difíciles situaciones conmovieron al mundo, sin embargo hubo que romper con estereotipos muy arraigados que los apartaba de la sociedad, que los “señalaba” como peligrosos, revolucionarios, inadaptados.  Por eso  el trabajo de reunirlos para formar una Colectividad que les diera un marco especial y la oportunidad de revivir toda  aquella  magnífica cultura, aún en la disparidad de ideas, ha sido una tarea ingente, como comprobamos en este libro.  Pudieron mostrar lo que significaba  la esencia del “ser ruso”, fuera de toda idea política, llevar con orgullo los símbolos patrios, la bandera  que ostentaba la hoz y el martillo y que tanto recelo había despertado .  Este libro surgió porque su autora, ZENONA  ZABCZUK , en su carácter de Cónsul Honoraria Rusa, pero principalmente y por sobre todo, por su amor a sus ancestros ,  supo ver en la  cronología de los hechos que  le  sucedían  a los pioneros,   la  trascendencia que éstos tenía y el aporte invalorable a nuestra sociedad.  Es una libro homenaje  a los  30 años de la colectividad, un orgullo para la ciudad de Oberá, que es considerada, y así lo explica Zenona, como “fenómeno mundial de convivencia”.

Artículo visitado 8 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top