Este lunes, 3 de junio, como en aquel 2015, se cumplió la marcha Ni una Menos en Oberá. Un grupo de autoconvocados marcharon desde la Facultad de Artes hasta el Centro Cívico de la ciudad, en adhesión a la movilización nacional. El reclamo por justicia, protección, contra la violencia de género se hizo sentir por un reducido grupo del Colectivo de Mujeres que no baja los brazos, ante tantos casos que no se detienen en la provincia como en todo el país.

“Es la quinta marcha que hacemos, estamos más organizadas, más juntas, la sociedad fue cambiando un poco, pero tenemos que salir a la calle y hacernos ver, porque nos siguen matando. Los femicidios siguen ocurriendo en nuestra provincia como en el resto del país” afirmó Liliana Muller, referente del Colectivo. “Aprovechamos el aniversario para salir nuevamente, para seguir protestando ante la desprotección y pidiendo justicia ante tantos casos. Lamentablemente debemos sumar cada vez más mujeres a una lista nefasta de víctimas de femicidios”.

Fueron parte de la marcha los padres de Antonella Bernhardt, la joven obereña asesinada en Posadas el pasado mes de abril. “Lo que debemos buscar es justicia. Yo vengo pidiendo hace mucho, no es la primera vez que participo, estuve desde las primeras marchas que se hicieron por Marilin Bárbaro. Por favor despertemos conciencia de justicia, no de revanchismo, ni de más violencia. Tengamos la coherencia necesaria para lograr paz, que es lo que todos necesitamos” subrayó Carlos, padre de la joven.

Artículo visitado 97 veces, 1 visitas hoy

Meridiano 55

www.Meridiano55.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top