En el trayecto final de la campaña, Daniel Behler reflexiona acerca del compromiso que asume cualquier ciudadano al postularse como candidato a Intendente. Al respecto dijo que, “a veces la complejidad que implica una campaña en términos personales, no se dimensiona en su total magnitud”. Señaló que ante tanta diversidad de candidatos, celebra la participación en “un marco democrático y de respeto con el que transitamos esta campaña”. Por otro lado remarcó la diferencia entre ser candidato como parte de una experiencia personal o política; ante aquellos otros que creemos firmemente en una preparación que lleva tiempo para llegar al máximo rol municipal.

“Aspirar a gobernar Oberá no significa solo ser candidato en una contienda electoral. Hay que dimensionar otros aspectos. Hoy día, no alcanza sólo con tener una buena imagen, o repetir frases que suenan más como ideales que como acciones concretas. Creo profundamente que hay otras aristas que los ciudadanos observan y nos reclaman, como por ejemplo conocer el terreno, no ser un improvisado. Es decir haber recorrido cada barrio y conocer el orden de sus prioridades; conocer también a cada uno de los interlocutores de tantas entidades intermedias que se destacan en Oberá y que nos caracteriza en toda la región.

Otro aspecto señalado por Daniel Behler tiene que ver con “estar preparado y formado en el campo de la administración de lo público y todo aquello que hace al gobierno de un municipio y que no es tarea fácil.” Finalmente, destacó que “lo más importante, desde mi punto de vista, es la vocación de servicio y la voluntad para servir a los ciudadanos en general y por supuesto a los obereños particularmente. Todo esto es acompañado con la convicción de que voy a ser Intendente de Oberá.”

Artículo visitado 147 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top