Agenda cultural
En nuestra 41 Edición, el Instituto Superior Antonio Ruiz De Montoya (ISPARM) nos presentó una vez más su paradigmática Revista Juglaría,  esta vez Edición 2016 donde el Instituto  rinde un homenaje póstumo a  quien fuera nuestra admirada  exponente  de las letras, Olga Zamboni.  Sus compañeros  profesores  la admiraron  como docente, escritora, novelista, y mujer de múltiples actividades culturales, que fuera creciendo con el tiempo, en potencia y profundidad, como en sus Poemas de Fin de  Siglo.
Para nuestra Feria  ella constituyó desde el comienzo una presencia ineludible, que  nos distinguía  desde el momento de Inauguración de la Feria.  Por ello fue quien recibió la primera entrega de nuestro Premio a la Trayectoria “Fundadora Dra. Teresa Morchio de Passalacqua”. En esta JUGLARIA Edición 2016 los recuerdos corren a  través de algunos de sus amigos escritores más allegados. Varias fotos de Olga nos muestran  las distintas etapas, lugares, amigos  y situaciones  que ella prestigiaba con su presencia. “….Todavía enseña, todavía guía, todavía espera conmover a todos los que  recorren sus páginas…”  dice nuestro joven escritor  Sebastián Borkoski .  Ella lo introdujo en el camino de la literatura y se le cruzó “como un ángel” en el momento indicado , en el momento “casual”.  Después leemos, nada menos que  a Raúl Novau diciendo que le debe su inestimable estímulo para descubrir en las cosas esa luz lírica del mundo que por supuesto luego  “ella volcaba a las letras en estrofas de estética portentosa”.
El Profesor Hernán Rodríguez compartió con ella docencia, viajes, reuniones educativas, foros culturales y  la  vio  preocupada por transmitir a los jóvenes su vocación misionerista, su amor por la tierra misionera , sus bellezas naturales, su maravillosa mezcla humana.  También  en esta Juglaría de homenaje, editada   luego del fallecimiento de Olga en enero del 2016, las Prof. Laura Veizaga y Silvia Zuzaniuk del ISPARM comparten su admiración por Olga, que dejó “…la huella de un estilo que busca indagar   el alma de personajes de  la clase trabajadora de la Provincia”, así como “hurgar en los misterios del monte”  y en sus Memorias Santaneras, revivir su historia y la de Santa Ana. ”A mi regazo santanero tal vez vuelva / alguna vez, rojo retazo/  para brotar de nuevo en ojo de agua /  después de un aguacero /  o en la madura lumbre /  de algún fruto maduro de ubajay”. Rosita Escalada, su amiga del alma, da el toque cotidiano en la  vida de Olga, al recordar el gusto que tenía por cocinar dulces de frutas tropicales. Dice Rosita “ Ella escribía poemas… pero también cortaba por el medio las naranjas agrias… casquitos de membrillo, mandarinas, mamón verde, guayaba… Luego volvía a sus versos que ahora son legado”.
Hace poco se creó el Premio Municipal “Olga Zamboni”  para el  reconocimiento a escritoras misioneras. Y por último, no podemos olvidar que fue la 1er mujer escritora de Misiones que integró la Academia Argentina De Letras.
“…Podré irme lejos pero siempre/ he de volver a tu luz de tórridos veranos…” (poema A Posadas-Frontera)

Artículo visitado 12 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top