Vecinos del barrio 200 viviendas recibieron a la Defensora del Pueblo y al asesor legal, a los fines de expresar su preocupación dado el incremento desmesurado mes a mes de las cuotas de sus viviendas que comenzaron en su inicio con un monto de $900 a 1300$, y hoy muchos de ellos están abonado alrededor de $6000.

Solicitaron a la Defensora del Pueblo la pronta intervención ante el IPRODHA a los fines de poner un stop a dicha actualización que está generando morosidad en más de un 50 % de los vecinos, considerando la crisis actual del país, los bajos salarios y la inflación. Dejando sin efecto por parte del Estado el fin social con el cual fue creado el proyecto de viviendas.

Patricia Nittmann, como Defensora del Pueblo, se comprometió a intermediar para que sea efectiva la respuesta.

Artículo visitado 174 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top