Es la diferenciación clara y contundente que realizó el gobernador Hugo Passalacqua, en el momento de firmar el decreto por el cual se llama a elecciones en misiones el próximo 2 de junio, separándolas de las elecciones nacionales intoxicadas por el odio, las operaciones judiciales y mediáticas. Mas allá que ya es casi una tradición que en la provincia las elecciones se adelanten, en el actual contexto político nacional, la decisión fue calificada como muy acertada y atinada.
   Si bien el gobernador tenía tiempo hasta el 4 de marzo para la convocatoria a elecciones en la provincia, decidió hacerlo mucho antes, con el argumento de que, así como existe previsibilidad económica en la provincia aprobando el presupuesto en tiempo y forma, también debe haber previsibilidad política anunciando con mucho tiempo el calendario electoral para que los diferentes partidos tengan sobrado tiempo para el armado de sus listas de candidatos y su oferta electoral.
   El adelantamiento electoral tiene otro argumento fuerte a favor: que se propone discutir los temas y las problemáticas de los misioneros y que los electores elijan a sus futuros gobernantes en función a las diferentes propuestas electorales en pugna, y sin la contaminación de la campaña nacional que tiene otros factores e intereses en juego; que, si bien afectan a los misioneros por igual, no tienen resolución en el ámbito provincial.
   Según el gobierno provincial esta será una campaña austera y corta pero intensa y de cara a la gente, mostrando lo que se hizo y hablando de lo mucho que queda por hacer.
   Hoy lo que preocupa y ocupa a la gestión Passalacqua es el tema social y el impacto de los constantes aumentos en los servicios públicos, que restan poder adquisitivo a las familias. En esa misma línea se manifestó el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad en su visita al complejo turístico del gremio docente de UDPM, acompañado por la secretaria general de dicho gremio Stella Maris Leverberg.
   No ajenos a la situación a la que están recurriendo muchos argentinos y misioneros de sacar créditos para afrontar el pago de los servicios, buscando que los nuevos incrementos en el precio de la luz, dispuestos por el gobierno nacional, tengan un impacto gradual, el gobernador Passalacqua ordenó que la empresa Electricidad de Misiones aplique los aumentos en tres tramos de 8,33 por ciento mensual, hasta completar el 25 por ciento.
   Otra de las medidas tomadas fue la de adelantar una recomposición salarial desde el mes de enero, siendo Misiones la primer provincia en tomar esta decisión como paliativo a la angustiante situación económica, a la vez que se dispuso el Ahora Escolar para la compra de los útiles escolares comprando con tarjetas de crédito, se obtendrá una bonificación de hasta el 15 por ciento y en 12 cuotas sin interés, según lo anunciado; además de continuar con el boleto escolar gratuito, los subsidios cortados por nación en el sector del transporte y la energía eléctrica.
   En las acciones no solo se ven dos universos diferentes el nacional, que castiga con los aumentos de las tarifas y la inflación, privilegiando al capital financiero que, como se sabe, no tiene patria ni bandera; y el universo provincial que con sus escasos recursos busca con ingenio y recursos económicos paliar en parte los inconvenientes que tienen las familias de no poder llegar a fin de mes con sus ingresos.
Audiencia Política
   Ya estamos inmersos en el año electoral y en algunos casos la estrategia no es la de ingeniárselas en propuestas, sino la más fácil: cuestionar, instalar dudas sobre las gestiones de gobierno, tal cual ocurre a nivel nacional con buenos resultados; con la diferencia que en el plano local y provincial no se cuenta con un monopolio mediático que siga o instale la agenda de algún sector político.
   Algo de esto se vio en la audiencia pública realizada este martes en el Concejo Deliberante, en la cual, de 28 inscriptos, hubo seis ausencias. Muy poca presencia cuando las quejas por el servicio y el costo del boleto son miles y miles. Desde el Pro-Cambiemos se anotaron algunos oradores que, en algunos casos, se notó que no utilizan el servicio urbano de pasajeros. Si bien cuestionaron algunos aspectos de la prestación del servicio buscaron responsabilizar al municipio y a la provincia. No está mal que lo hagan y de hecho el municipio es el responsable del contralor, lo reprochable en todo caso es que la audiencia sea utilizada como una tribuna política de campaña electoral, como intentaron hacerlo con las manifestaciones por los tarifazos y el corte de energía eléctrica, cuando los aumentos y la quita de subsidios vienen de Nación, es de decir, del partido gobernante que es Cambiemos.
   Luego, en la sesión especial se aprobó la licencia fragmentada de la Defensora del Pueblo Patricia Nitmann, por cortos periodos de tiempo en marzo, abril y mayo, períodos en los que estará a cargo de la defensoría el asesor legal  Dr. Hugo Orlando Lesiuk, tal cual lo establece la reglamentación vigente, hasta un máximo de 15 días. Esto por la renuncia presentada por el defensor adjunto Bernabé Aguirre, que fuera aceptada en la misma sesión especial.
   Con el pedido de licencia de Nitmann y la renuncia de Aguirre, saltó la existencia de un vacío legal ante estos casos, por lo que el Concejo deberá analizar un proyecto de ordenanza presentado por la propia defensora, que busca subsanar la cuestión, proponiendo que en caso de licencias y de renuncia del defensor titular y el adjunto, asuma el candidato del segundo sublema más votado, dentro del mismo lema; situación que obviamente levantó criticas, polémicas y controversias por la vigencia de la ley de lemas.
   El concejal del Pro-Cambiemos Horacio Loreiro cuestionó esta situación y el proyecto a tratarse, y fue más allá: cuestionó la utilidad de la existencia de la Defensoría del Pueblo, entendiendo incluso que era un gasto innecesario, evidentemente siguiendo la línea del gobierno nacional que eliminó los Ministerios de Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo, Modernización y deportes; convirtiéndolos en secretarías.
   Rápidamente los concejales renovadores Raúl Zabala, Abel Aguzezko y Alejandro Etchberger del PJ salieron a cuestionar los planteos del concejal del Pro, acusándolo de estar ya inmerso en la campaña electoral, entendiendo que no debería ser el ámbito del Concejo Deliberante el apropiado para eso, y que hablar de gasto innecesario de una institución creada por la democracia que actúa en defensa del pueblo era contradictorio al ejercicio democrático de los partidos políticos.
   Y en verdad no le hace bien a la democracia el ataque a las instituciones públicas, denigrándolas y quitándoles entidad y representatividad. Ello no solo lleva al descreimiento de las instituciones democráticas. No nos olvidemos que los partidos políticos sucumbieron luego que se los denigraran de igual manera, por sus manejos internos y actuaciones. Esto puede llevar al lugar en donde nadie quiere llegar, que es al rechazo al sistema político de gobierno, hoy también muy cuestionado por las promesas incumplidas.
Artículo visitado 46 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top