Melchor, Gaspar y Baltasar, repartieron golosinas y algunos juguetes a cientos de niños de distintos barrios de la ciudad, terminando el recorrido en el Centro Cívico.

La jornada fue coordinada por los departamentos de Culto, Asuntos Barriales y Acción Social, en conjunto con las comisiones vecinales, el proyecto fue impulsado por el municipio con el fin de hacer posible un momento de felicidad para los niños de los barrios.

Desde el municipio trabajan de manera constante con los distintos barrios de la ciudad, para mejorar y fortalecer el vínculo entre la institución y los vecinos, de esta manera intentar obtener una mejora en la calidad de vida de cada familia.

Esta actividad fue realizada de manera conjunta entre la Municipalidad de Oberá y el equipo de Buena Vida de la Iglesia Evangélica Integral.

Artículo visitado 88 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top