En el estadio Alfonso Feversani, ante la mirada de cientos de aficionados, Atlético Oberá y Racing de Villa Svea protagonizaron el arranque de esta gran final del Torneo Clausura 2018 “Carlos Riquelme”. Emociones y pura adrenalina en los primeros 90 minutos entre dos dignísimos rivales.

Los de Rubén Pinino Vargas – que no pudo estar en el banco por la expulsión en Semis – sabían que de local tenían que lograr un resultado favorable para ir más tranquilos a visitar a Racing en la Revancha. Pero no por nada es que los de Rubén Agli estaban frente a ellos. Los primeros minutos de ambos equipos fueron de menor a mayor, midiéndose, buscando los espacios para armar su juego, metiendo estocadas para lastimar. Pronto, la intensidad fue incrementándose y avisó Atlético Oberá con un tiro libre de Lucas Vargas que pasó muy cerca, apenas desviado por el 1 de la visita. Y Racing tuvo una muy clara de contra, cuando Leandro Osorio se escapó por derecha y en plena corrida disparó cruzado y abajo al poste más alejado de Pedro Birarelli, pero el balón dio en la base de ese poste y ahogó lo que podría haber sido el primer gol de la calurosa tarde obereña.  Para colmo, un cruce entre Enry Aquino (R) y Alan Correa (CAO) fue informado al árbitro Matías Rodríguez por su asistente Luis Peretti y el juez tuvo que expulsar a ambos del juego. Y a los 45´de la primera etapa el Decano tuvo otra pelota parada. Otra vez Vargas ejecutó, pero esta vez le quedó a Santiago Sanabria quien dominó y de media tijera la mandó al fondo de la red. 1-0  y al descanso.
En el complemento las acciones se multiplicaron. El hombre menos en cada bando no se sintió y los espacios eran muy reducidos. ambos siguieron presionando,uno buscando ampliar y el otro igualar el marcador. Pese a la adversidad, los de Villa Svea no se desesperaron y siguieron con el mismo sistema, pero no podían penetrar la defensa rival. Ni siquiera el recambio desde el banco pudo generar ideas nuevas, solo piernas frescas para seguir corriendo. Así se iban los minutos y el partido se iba diluyendo.  Pero a los 42´un tiro por elevación a espaldas de la defensa decana le quedó a Osorio, quien se iba solo hacia el área por la izquierda del campo, Birarelli no lo esperó y salió a achicar, pero el 9 visitante definió por encima del guardameta provocando un silencio eterno en el estadio hasta que el balón finalmente cruzó la línea y sentenció el empate 1-1.
Sin tiempo para nada más, estos durísimos finalistas podrán definir al Campeón del Clausura el próximo domingo, cuando jueguen el partido Revancha.
Artículo visitado 116 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Deportes Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top