En un templo “japonés” colmado, Tokio se hizo fuerte ante OTC y se impuso por 78-74, en un partido plagado de emociones. Así el local se tomó revancha de la final perdida en el Apertura y accedió a la gran definición del Clausura tras sellar la serie semifinal 2-1. Acosta con 24 puntos y Gómez Quinteros con 25, los goleadores de ambos conjuntos. ¿El cruce decisivo? Un clásico: Tokio-Tirica. Arranca el viernes en Posadas.

El juego fue acorde a la ocasión. Palo a palo de principio a fin. Ida y vuelta. Sin respiro. Tokio impuso su juego de pases en el inicio con Acosta como referencia a la hora de atacar. Del otro lado lo mismo sucedió con Gómez Quinteros, quien tomó cada pelota en ofensiva para atacar el canasto con penetraciones. El parcial inicial fue de 17-16.

En el segundo el propio Gómez Quinteros recibiría un golpe en su ojo derecho que le impediría seguir jugando por unos minutos, aunque luego el alero volvió sobre el final del cuarto y siguió siendo el eje del ataque. En ese lapso, sin el goleador celeste, Konaszuk, Bárbaro y Pleszak tomaron la posta y respondieron bien. Tokio cometió muchas pérdidas y las faltas empezaban a complicar a la rotación del plantel de Horacio Santa Cruz. No fueron buenos los minutos de los posadeños, quienes se fueron al descanso largo abajo 34-37, tras el parcial del actual campeón del Apertura de 17-21.

Tras el descanso, la acción continuó en la calurosa noche en el Jorge Yamaguchi. Alan Da Silva propuso una defensa zonal y Tokio tuvo una reacción importante con 6 triples, dos de ellos de Flamig, quien entró enchufado en el periodo. Falero y Stietz, defendieron bien en la pintura y los espacios no aparecieron para visitante. Salvo Olsson que se las ingenió por momentos para sumar desde la línea de libres (OTC sumó 8 puntos por esa vía de los 15 que marcó en el cuarto). El chico fue para el dueño de casa por 27-15, para dar vuelta el tanteador a 61-52.

En el último, Flamig apareció como alternativa de Acosta en el goleo local y convirtió 8 puntos, aunque luego tuvo que irse por cinco faltas. Misma situación fue para Stietz. Con dos jugadores menos, Tokio apostó a la banca y no fue mal. Las corridas de Proenza y Pleszak, más la experiencia de Martínez, que apareció con dos bombas al hilo, empataron el partido a falta de 2 minutos. A falta de un minuto, Tokio se las ingenió para atacar la dura defensa zonal y el pibe Landi anotó un triple clave que fue una daga para su rival. Después de esa jugada, OTC se vio desconcentrado ante la desesperación y el anfitrión movió la pelota, y cerró mejor el juego en la línea de libres con Landi y Acosta. Fue triunfo y revancha para Tokio, en esta caso por 78 a 74, en una serie realmente pareja entre dos grandes equipos.

Maxi Acosta fue el goleador local con 24 puntos, seguido de Leandro Flamig con 17 y Lucas Landi con 13. En el “tenis”, Taiel Gómez Quinteros cerró su planilla con 25 tantos, mientras que Emilio Olsson anotó 14.

Ahora la gran final será entre dos viejos conocidos: Tokio y Tirica, en una llave imperdible al mejor de tres juegos que arrancará el viernes en Posadas, teniendo en cuenta que los capitalinos tienen ventaja de localía.

PARCIALES: 17-16, 17-21, 27-15 y 17-20.
ÁRBITROS: Isaac Villlalba y Juan Camaño.
CANCHA: Club Tokio.

Artículo visitado 68 veces, 1 visitas hoy

MisionesBasket.com


Categorías: Deportes Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top