Nuevamente la puja interna del radicalismo envuelto en un escándalo partidario que deberá resolver la justicia, luego que la junta electoral decidiera dejar fuera de carrera a las dos listas opositoras, una de ellas encabezada el obereño Ricardo Jaquet, el ex concejal radical, encabezaba la lista “Radicales en Acción” y la de Federico Villagra que lidera el espacio “Poder Cívico”. De esta manera se consagra a la lista oficialista encabezada por el concejal posadeño Martín Arjol. De todas maneras habrá internas en los municipios como en el caso de Oberá, una de las listas encabezad por el escribano José Olivier y la otra por el empresario Luis Oloffson.
   En el caso provincial tanto Jaquet como Villagra decidieron realizar presentaciones, ante la justa electoral el primero, y el segundo en la justicia Federal, señalando que desde el comité enviaron a cada sector un reglamento distinto para participar de la interna, además de cuestionar la exigencia de tener un 36 por ciento de los 76 municipios, cuando el radicalismo no cuenta con comités en toda la provincia.
   Las heridas abiertas es probable que no se logren cerrar fácilmente ante la proximidad del año electoral, las diferencias no solo pasan por la forma de conducir el partido, también son fuertes las diferencias ideológicas sobre el actual modelo que lleva adelante el presidente Mauricio Macri, y que involucra al radicalismo dentro de la alianza con Cambiemos; en donde el radicalismo está dentro del esquema electoral, pero fuera del poder de decisiones.
   El conflicto del radicalismo es de contexto nacional, el sector autodenominado “los puros” vienen planteando objeciones a la conducción política y económica nacional, que contradicen el ideario y postulados del radicalismo, por lo cual piensan apartarse de Cambiemos y recrear el espacio radical para competir electoralmente.
   La otra fuerte disputa interna se dio en la oficialista lista blanca que conduce actualmente la CELO, donde las acusaciones de partidización e intromisión políticas estuvo en medio de las acusaciones. En el pase de facturas, se hizo notar que el sector afín al PRO y a Cambiemos fue derrotado en la asamblea electoral distrital, por el sector que lidera el ex presidente y actual diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl, más allá que el sector triunfante niega que el diputado del PJ haya tenido algún tipo de injerencia electoral, queda claro que reconocerlo sería un tanto desprolijo.
   Tal cual se vienen planteadas las cosas, se habla que la presidencia podría ser ocupada por Pedro “Pilo” Andersson, quien ya ejerció la vicepresidencia durante la presidencia de Pereyra Pigerl. También se escuchó el rumor de que el actual sindico Jorge “Koki” Duarte también estaría en carrera para ocupar la presidencia, para ello en principio debería ser electo Consejero titular.   En principio Andersson tendría cinco votos asegurados para ser electo presidente, si es que alguno de sus aliados no lo vuelve a traicionar.
Como marionetas  
   En el enfrentamiento antipopulismo y populismo, en el continente se consolida el primer pensamiento, aunque las ideologías y modelos son cíclicos, se reciclan de tanto en tanto entre viejas y nuevas premisas y objetivos. Es por ello que la gente tiene comportamientos electorales llamativos y que son explicados desde diferentes puntos de vista.
   El triunfo de la extrema derecha en Brasil en la figura de Jair Bolsonaro, sobre el partido de los trabajadores, que durante la presidencia de Lula Da Silva logró con sus políticas sacar a millones de brasileros de la pobreza, hoy la mayoría brasileña eligió un modelo distinto, incluso que atenta contra sus propios intereses. A los sistemas de gobierno se los ataca siempre por dos lados, por los resultados económicos o por el lado de la corrupción, y a los gobiernos de centro izquierda, siempre se los ataca por el lado de la corrupción. Dilma Rousseff fue destituida de la presidencia y Lula Da Silva está preso, no por las pruebas, sino por la convicción del juez Sergio Moro, quien casualmente es propuesto como futuro ministro de justicia del Brasil.
   Este modus operandi ocurrió y ocurre siempre en el continente, hoy en la Argentina criticar al actual gobierno de Cambiemos y al Presidente Mauricio Macri, más allá de los fundamentos valederos que se puedan tener, no son evaluados, sino atacados con agravios y descalificaciones. Lo mismo ocurre y peor aún si a cualquier persona se le ocurre reivindicar algunas de las políticas implementadas por el gobierno kirchnerista. Rápidamente y sin ningún tipo de razonamiento la persona es calificada de defensora de chorros y corruptos… con el agregado de planeros y choripaneros, entre otros descalificativos; lo que se transforme en un motivo suficiente para no opinar en contrario, incluso algunos se convencen que los atacantes tienen razón y que así se debe pensar.
   Los grandes medios de comunicación tienen intereses económicos empresariales, por ejemplo el grupo Clarín, es Cablevisión, que además tiene Fibertel, que se fusionó con Telecom, entre otras empresas que integran el grupo. Está claro que estas enormes empresas que ganan millones y millones, siempre estuvieron del lado de las oligarquías, sector al que pertenecen y defienden desde sus medios de comunicación mediante la manipulación de la opinión pública con todo el poder que tienen.
   No solo manejan la opinión pública sino también gobiernos y al poder judicial en gran medida, marcándoles el camino por donde deben gobernar, siendo sus enemigos aquellos sectores políticos que no sigan sus lineamientos ideológicos o que atenten contra sus intereses económicos o que tan solo quieran limitarles el poder.  Estos sectores nunca actuarán o publicarán nada que reivindique políticas a favor de los sectores postergados o marginados de la economía, sino que los atacan por todos los frentes posibles; llevando incluso a que los electores voten en contra de sus propios intereses, diciéndole todos los días a la gente no solo en que tiene que pensar, sino que también en como tienen que pensar… quienes son los buenos y quiénes son los malos, manipulado a millones como marionetas a su antojo.
Artículo visitado 6 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top