Ayer a las 19:45, efectivos del Comando Radioeléctrico, dependiente de la Unidad Regional II de Oberá, asistieron a un hombre de 85 años, que se encontraba totalmente desorientado en calle Gobernador Barreyro de esta ciudad. El octogenario estaba bajo la intensa lluvia.
La Policía fue alertada sobre la situación e inmediatamente una patrulla se dirigió al lugar, y constató que el hombre se encontraba desorientado, sin poder hablar ni dar referencias sobre su domicilio.
El abuelo fue contenido y abrigado por los uniformados, luego trasladado hasta su vivienda, donde fue recibido por su hija de 27 años.
La joven señaló que estaba buscando a su padre por sus propios medios, ya que desde el mediodía no regresaba a su casa; por lo que expresó su gratitud por el accionar humanitario de los policías.

Artículo visitado 201 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top