La presencia del presidente Mauricio Macri a la provincia dejó entrever cuál será el discurso político argumentativo: tuvimos que hacer lo que hicimos, ajustar por la culpa de la corrupción del gobierno anterior… y que las medidas tomadas fueron necesarias para que los argentinos cada día vivan mejor. Tal cual fuera en su momento la línea argumental del ex presidente Carlos Menem: Estamos mal, pero vamos bien, para luego -cuando buscaba la reelección- aseguraba que todo lo que hizo era necesario, que fue cirugía mayor sin anestesia, decía; pero que ahora venía el periodo de crecimiento y bienestar económico para los argentinos. Claro está que todo fue una nueva mentira del ex presidente Menem, convertida en una nueva estafa electoral.
   Reconociendo la crisis y advirtiendo a los argentinos de los meses difíciles que vendrán le sacan el discurso a la oposición, y además le están pidiendo a la gente que se acostumbre a la crisis, que todo el ajuste económico era necesario, porque, de lo contrario, estaríamos peor, poniendo como ejemplo la crisis de Venezuela.
   Están sacando del discurso político el tema de la economía, enfocando que la crisis económica es por la corrupción o cuestiones económicas externas y de los mercados, tratando de convencer a la gente que las consecuencias económicas y las crisis no tiene que ver con las decisiones políticas que tomó el actual gobierno, que lo que hicieron fue evitar una crisis mucho mayor; instalando la ideología que si te va mal es tu culpa. Si no te alcanza es tu problema, no te sabés administrar, y que tu bienestar no depende de decisiones políticas sino del mercado, o tuyas. Si no llegás a los 20.800 pesos por mes para no ser pobre, vos tenés la culpa, y mucha gente, la que más acomodada está en la economía, piensa de esta manera y lo aplaude.
   La visita presidencial no fue mucho más que para los titulares de los medios, más que nada nacionales en donde resaltaban que el presidente Mauricio Macri se reuniría con pequeños productores tealeros, cuando en realidad se reunió con un grupo de empresarios tealeros. Antes había dejado inaugurado el Centro de Primera Infancia en Villa Bonita. Tiene que ver con plata recuperada de la corrupción, dijo, son 800 mil dólares secuestrados en 2007 al empresario venezolano Guido Antonini Wilson.
   Bienvenido sea y es más que elogiable que el dinero producto de la corrupción se recupere y se ocupe para este tipo de obras, más allá de las necesidades que tiene la figura presidencial de seguir cabalgando sobre el tema de la corrupción y evitar hablar del actual contexto económico.
   Una de las cuestiones llamativas es que algunas organizaciones sociales, conocidas como piqueteras como es el caso del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), no llevara adelante ningún tipo de manifestación ante la visita presidencial, manifestando sus reclamos. Pero la ausencia de militantes y dirigentes fue notable. Incluso en todo momento se evitó a la gente y a la prensa provincial, con la cual el presidente no tuvo ningún contacto, evidenciando que el sketch mediático estaba armado para los titulares de los medios nacionales.
Furia Radical
   La semana pasada en Tucumán se reunieron los radicales rebeldes, mientras la cúpula del radicalismo nacional compartía con sus socios del PRO el Encuentro Nacional de Cambiemos en Parque Norte, el sector rebelde de la UCR se reunió este viernes en la provincia de Tucumán, donde dejó conformado oficialmente el “Movimiento Nacional por la Democracia Social”.
   Radicales rebeldes exigen al gobierno de Cambiemos un nuevo pacto social, calificando de políticas equivocadas las que lleva adelante el Gobierno nacional, que perjudican el bolsillo de los argentinos; reclamando por los recortes presupuestarios a educación, salud, transformándola en una política económica la “injusticia social”, fueron las consignas que motivaron a dirigentes radicales de distintos puntos del país que se congregaron en Tucumán en un multitudinario plenario.
   El encuentro contó con la presencia de importantes referentes políticos y sociales de todo el país, entre los que se destacaron Ricardo Alfonsín (Buenos Aires), Juan Manuel Casella (Buenos Aires), Ariel García (Tucumán), María Losada (Misiones), Dante Rossi (Córdoba), Alejandro Vidal (Neuquén), Erasmo Herrera (La Rioja), Silvia Romero (Catamarca) y Gustavo Grinspun (CABA), entre otros. Por Oberá estuvo presente el ex candidato a diputado provincial por Cambiemos, Ricardo Jaquet.
   Los radicales rebeldes no están de acuerdo con el actual modelo político económico que encabeza su socio político del PRO. Pero tampoco la relación política dentro de la coalición, en donde tienen que meter la cara pero son convidados de piedra en las decisiones, incluso molestos con los dirigentes nacionales y provinciales que solo reciben órdenes de los dirigentes del PRO, con la sola intención de perdurar en sus cargos.
   Según dicen, la idea es ir a una elección interna dentro del radicalismo y a partir de allí hacer un nuevo pacto electoral con el PRO para que los incluya, y no que los excluya de las decisiones del gobierno; aunque algunos radicales entienden que es una pelea por ocupar cargos. De seguir el actual contexto económico social y político algunos radicales están pensando en no poner la cara para las elecciones presidenciales, como para no quemarse. En todo caso harán la famosa plancha electoral, como una devolución de favores a la gente del PRO.
   Tal cual como quedó demostrado en la visita del Presidente Mauricio Macri, que tenía previsto reunirse con la mesa de Cambiemos y sin embargo se fue sin siguiera saludar o sacarse una foto con los dirigentes provinciales de Cambiemos, que incluso mucho de ellos ni siquiera se pudieron acercar ni entrar donde estaba el primer mandatario nacional.
Artículo visitado 46 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top