Agenda cultural
Uno de los libros que se presentaron en la 40 Edición, fue   “YO ESTUVE ALLA” subtitulado “con esperanza miramos a las Malvinas”,  haciendo doble alusión con la palabra esperanza  porque el libro se escribe sobre ex combatientes de  Puerto Esperanza y  por integrantes del Grupo Literario “Buscapalabras”  de esa ciudad, que tantas veces nos han  visitado durante las ediciones de nuestra Feria del Libro. Son 5 relatos testimoniales de veteranos  nucleados en esa ciudad, donde han logrado retomar sus destinos personales. No fueron  de fácil resolución estos testimonios donde había  que  revivir situaciones  trágicas y sus consecuencias. Leyendo estas entrevistas entendemos cómo la crueldad de la guerra “desgarra el complejo tejido social de la comunidad y prolonga su devastación en el delicado espíritu de sus individuos… Estremece y daña de manera profunda y despiadada la delicada urdimbre de la psicología humana” (Li c.Alejandro Rodrigues) .  Por ello entendemos  también el suicidio de muchos jóvenes  ex  veteranos. Hace tiempo  que la comunidad  recuerda la guerra de Malvinas como una gesta heroica de  conscriptos de 18 años ,  que se  inició en un  contexto político -militar  de agobio y maltrato a la  sociedad.  Iniciando esta “guerra” se  consiguió lo impensable, el apoyo y aplauso de un pueblo que llenó la Plaza de Mayo. Para llevarla a cabo, y con la fuerza que dan los  mandos  militares ,  reclutó sin ninguna explicación a los conscriptos  de la Clase 1963, los llevó al Sur, helado e inhóspito para que prepararan el terreno para la guerra. Allí,  cavaron los famosos pozos de   zorro, único refugio o trinchera para escapar de los bombardeos, sin ningún  entrenamiento , ni  ropa  ni pertrechos  adecuados, en soledad, solamente contando el  uno con el  otro, en muchos casos torturados por sus mismos superiores,  y salvados de morir por algunos oficiales jóvenes ,  éstos con un miedo atroz de que  los superiores descubrieran la ayuda  y fueran duramente  castigados. Los conscriptos  adolescentes  vivieron con terror  el poderío de la flota inglesa,  y luego cayeron  como prisioneros  en un estado  personal que conmovió al enemigo.  En este libro surge de las entrevistas a  los veteranos :  F.G. Gonzalez,  D. Aquino ,  J.P. Garcete , ,J.C. Tetzlaff,  B. Benitez,  R. Duarte y  J.R. Giménez ,   el estado emocional  en  el que volvieron,  y cómo tuvieron que luchar ante la sociedad para conseguir  que se los atendiera y se los considerara “veteranos de guerra” con los beneficios que en cualquier país tienen.  Dicen ellos   que volvieron  como culpables de una  rendición  que no provocaron ,  y que  a los gobiernos les costó mucho comprender la razón de sus necesidades. Comienza el libro con un exhaustivo relato del proceso con el que las islas terminan en manos de los ingleses, escrito por Eduardo Monte Jopia ,  que nos hace comprender mejor la legitimidad  de  su recuperación. Las escritoras Serena Aquino, Andrea Reyes, Carmen Vera, Angélica Villalba y Sidy Wittler y Miguel Gomez Da Luz, han rendido el  merecido  homenaje a estos  siempre  héroes, sus amables vecinos  de hoy.
Artículo visitado 28 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top