El uso excesivo de la sal en los alimentos es perjudicial para la salud. Es por ello que el municipio, mediante una ordenanza, se adhirió al programa llevado adelante por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El objetivo es fomentar la utilización responsable de la sal para consumo humano a fin de promover hábitos saludables y establecer conductas solidarias hacia las personas que padecen enfermedades cardiovasculares.

Desde el Departamento de Salud Alimentaria se viene trabajando en conjunto con los comercios gastronómicos para que vayan regularizando sus menús acordes a lo establecido por la ordenanza.

La ordenanza prohíbe la oferta de sal en saleros, sobres y/o cualquier otro adminículo que permita el uso discrecional de aquélla por parte del consumidor, excepto que expresamente el comensal lo requiera, en: restaurantes, confiterías, bares, locales y/o similares en los cuales como actividad habitual se expenden y/o consuman alimentos.

Determina que los establecimientos mencionados, deben:

  • incorporar en las cartas de menú la leyenda “el consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”;
  • tener disponible en sus cartas de menú, opciones de al menos un plato principal sin sal;
  • tener a disposición de los consumidores que lo requieren, sal dietética con bajo contenido en sodio;
  • ofrecer y promover a los consumidores condimentos diversos.
Artículo visitado 62 veces, 1 visitas hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top