El intento de copar la cárcel de Oberá fue la noticia más significativa en la semana que captó la atención de los obereños y misioneros. Según la información, un grupo de peligrosos delincuentes fuertemente armados tuvieron la intención de liberar a un delincuente  brasileño detenido en la unidad carcelaria, vinculado al asalto al banco Macro de El soberbio en el 2015, que dejó como saldo un policía muerto.
   Los diarios titularon: «Lluvia de balas» y reseñaron la información de manera espectacular con relatos fuera de la realidad, esta información se replicó a nivel nacional y todos de alguna manera se crearon la idea y fantasía de que lo ocurrido en la unidad penal fue una lluvia de balas, cosa que no ocurrió de tal manera. Incluso en un principio, a los funcionarios penitenciarios les costó alejarse de la espectacularidad de los titulares de los diarios y desmentir el supuesto fuerte intercambio de disparos entre los penitenciarios y los malhechores, quienes al ser descubiertos y escuchar los dos disparos intimidatorios se dieron a la fuga sin efectuar un solo disparo.
   Llegado a este punto, es fácil de entender como muchas veces se construyen verdades a partir de ciertas informaciones falsas, si bien el hecho ocurrió, no se dio de la manera en que se la presentó en los medios de comunicación y la mayoría de la gente se quedó con la primera versión, que fue la más espectacular de todas.
   Luego, con el correr de las horas la información sobre lo ocurrido fue corrigiendo sus errores pero sin desmentir expresamente lo titulado inicialmente. Es decir sin aclarar que no existió una lluvia de balas, solo se centraron en publicar la crónica de búsqueda de los delincuentes, declaraciones de funcionarios penitenciarios y policiales y no más que eso.
   Al parecer la investigación y el trabajo policial está bien encaminado, y en principio hay tres detenidos que tendrían relación con el hecho, entre los detenidos, un joven de 22 años quien sería la conexión local con los delincuentes.  De todas maneras hay datos que no cierran y a los cuales los investigadores le están haciendo una lectura fina.
   Volviendo a los titulares de las primeras horas, vemos que no todo lo que se publica en los medios es verdad, es fácil de entender que los consumidores de noticias no se pueden quedar solamente con la primer versión, porque esta puede no ser la verdadera, mas allá que sea la más atrayente por su espectacularidad. Deberíamos ser participes de construir verdades verdaderas.
Cambiamos aumentos por presos
   La detención de varios ex funcionarios kirchneristas y empresarios sacó de los titulares de los principales diarios nacionales los problemas económicos que aquejan a la mayoría de los argentinos. La aparición de los cuadernos con los nombres de quienes supuestamente recibían las coimas, taparon los aumentos en los combustibles, de la energía eléctrica entre otros tantos incrementos. Además de tapar los aportantes y afiliados truchos de Cambiemos, y que comprometen seriamente a la gobernadora bonaerense  Eugenia Vidal, y que estaban ocupando espacios en los medios de comunicación.
   Lo ideal sería que ninguna noticia tape a la otra, y que tengan que ir los que tengan que ir presos si se comprueban los delitos de corrupción que se investigan.
   El boom informativo del cual algunos medios le dan más importancia que otros, todo dependiendo de qué fines persiguen cada uno de ellos, logró sacar del ojo de la tormenta al presidente Mauricio Macri, en torno a las dificultades económicas del país, la inflación, el aumento de los servicios y el desempleo. A pocas horas de las detenciones de ex funcionarios kirchneristas, uno de los medios periodísticos más importantes e influyentes del país titulaba: “Que en el gobierno se espera un impacto electoral favorable, a raíz de las detenciones”. Es decir le están diciendo a sus lectores que al actual gobierno no lo tienen que evaluar por las medidas económicas, los problemas financieros y el aumento de la pobreza, sino que tienen que evaluar al actual gobierno por lo que hicieron supuestamente funcionarios del anterior gobierno. Si bien se debe poner todo en la balanza y tener una mirada crítica y alejada de los apasionamientos, también se debe tener observancia que cuestiones e intereses están detrás de las diferentes acciones políticas y judiciales.
   Por otro lado el sector peronista que no está alineado con el macrismo tuvo la buena noticia que la Cámara Nacional Electoral, declaró nula la intervención del Partido Justicialista Nacional, que había sido dictada por la jueza María Servini de Cubría en el mes de abril, y que había puesto como interventor al jefe del gremio gastronómico, Luis Barrionuevo. La medida se tomó luego de que el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello presentara en mayo un pedido para revocar la intervención del PJ, calificando la medida judicial como un recurso “caprichoso y antojadizo”, criticando la utilización de fundamentos “solamente de carácter político y no jurídico”. De esta manera José Luis Gioja, vuelve a  la presidencia del PJ nacional, y veremos si logran fuerzas para conseguir la unión de los peronistas, cosa que no será fácil de lograr seguramente.
Artículo visitado 51 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top