El regreso del concejal Javier Mielniczuk al Concejo Deliberante género suspicacias en torno a una jugada política del ejecutivo municipal para tener más fuerza en el deliberativo, y de esta manera ver la posibilidad de poder contrarrestar de alguna manera, las molestias existentes en el ámbito del legislativo local y reforzar la defensa del ejecutivo municipal.
   Mas allá de las explicaciones dadas a conocer por el concejal Mielniczuk -quien al asumir desplazó a la concejal Paula Reinoso- De que su intención era la de regresar a ocupar su cargo de concejal, incluso luego de dejar la secretaría de finanzas, argumentando que por pedido del intendente Carlos Fernández continuó en el ejecutivo municipal a cargo de la unidad ejecutora. Y una vez cumplidas las metas, y al existir un replanteo económico a nivel nacional de recortes presupuestarios, muchos de los proyectos iniciados quedaron en trámites realizados y que desde nación, no solo que no han dado respuestas, sino que según lo anunciado los recortes económicos alcanzarán a las obras de infraestructura gestionados por los municipios.
   Se intuye que el regreso de Mielniczuk al Concejo Deliberante llega luego de la controversia que existió entre los concejales y el Ejecutivo por el aumento de las tarifas del servicio urbano de pasajeros, donde el intendente Carlos Fernández, con el veto a la ordenanza sancionada por los concejales, proponía cifras inferiores a las aprobadas por los concejales, lo que provocó irritación y molestias a los ediles, que se tuvieron que tragar el sapo. Y las relaciones entre los concejales con el ejecutivo no quedaron en buena forma y tampoco con los concejales oficialistas, con sus demás pares. Incluso la relación entre el vicepresidente Luis María Vitelli, con los demás concejales se ha ido desgastando con el correr del tiempo. Y Mielniczuk  podría ser la cara nueva que intente recomponer de alguna manera las relaciones entre los concejales no oficialistas con el ejecutivo. Por lo que se supo la ex concejal Paula Reinoso pasará a ocupar un cargo en el ejecutivo municipal.
   Por otro lado un hecho político importante fue el de las elecciones en la Universidad Nacional de Misiones; en donde Alicia Bohren, que llevaba como vicerrector a Fernando Kramer de la lista N° 1 Convergencia, Unidad y Compromiso, se consagró como nueva rectora de la Universidad Nacional de Misiones -UNaM-, por un alto porcentaje de votos, que rondó cerca del 70 por ciento. Más allá que se trate de la vida política universitaria, se sabe siempre que existen acompañamientos políticos externos, como en este caso es el sector al que acompañó el Gobernador Hugo Passalacqua, por lo que el triunfo de la lista 1, es también un triunfo político de Passalacqua, que también tuvo su victoria en la Facultad de Arte y Diseño con la reelección de Juan Kislo como decano. Incluso -y como detalle- Passalacqua se presentó a votar en las elecciones universitarias y es uno de los fundadores de la corriente Unarte, que en su momento lo consagró como vicedecano de dicha facultad.
Ya habrá tiempo para llorar
   Mientras parte de la sociedad seguía el debate en diputados por la despenalización del aborto, que finalmente obtuvo la aprobación en diputados y pasará a la cámara de senadores para su debate; y mientras otros tantos tenían la mirada puesta en el mundial; en esos momentos el dólar cerró hoy a 28,30 pesos. También avanzó el acuerdo con el FMI  y se conoce que los ajustes traerán recesión y consecuentemente desempleo.
   Los términos del acuerdo entre el gobierno argentino son ajuste, subsidios, PBI, inflación, tipo de cambio y reforma jubilatoria. En el documento enviado por el gobierno nacional se destaca que para este año el Gobierno está trabajando con un crecimiento de apenas 0,4 % y una inflación del 27 %. Esto se ve muy lejano a la meta inflacionaria por lo cual se establecieron los ajustes salariales y un diez por ciento más de inflación de lo que el gobierno había puesto como meta para este año.
   Además en el documento no solo comprometen a las provincias a llevar adelante ajustes forzados; sino que garantizan que “si los resultados económicos fueran peores” a los esperados, “estamos preparados para identificar medidas adicionales que nos permitan alcanzar nuestros objetivos” de déficit primario para 2018 y 2019. Además detalla que en este camino, el gobierno nacional “estará acompañado por el esfuerzo de las provincias”, dejando en evidencia que los gobernadores tendrán que sumarse al ajuste.
   En esa línea profundizarán la reducción de subsidios a la energía y el transporte, así los consumidores pasarán de pagar el 80 % en promedio del costo de la producción de gas en 2017, a abonar el 90 % en 2020, mientras que para el gas se pasará del 60 al 90% en el mismo período, con lo que los costos del transporte tendrán un importante aumento, como así también los precios de los combustibles y el gas. Además aseguran que trabajarán para introducir mejoras en el sistema de pensiones que lo hagan “financieramente sostenible y más justo”… lo que implica que habrá recortes en jubilaciones y pensiones, a sabiendas de lo que quieren decir cuando hablan de “financieramente sostenible”.
   También se anuncia que no se ejecutaría una partida de $ 30.000 millones que tenía prevista este año para proyectos de infraestructura, con lo cual caerá la obra pública, y con ello la mano de obra. En tanto que la inflación prevista para el próximo año será del 17 por ciento.
   En fin, estas noticias no deben afectar los festejos por la despenalización del aborto ni la euforia del mundial de fútbol, como dice el dicho popular: “Ya habrá tiempo para llorar”.
Artículo visitado 52 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top