Personas malintencionadas agredieron a trabajadores municipales que cumplían con la provisión domiciliaria de agua potable a vecinos del barrio San Miguel. Cabe recordar que los mismos padecen la rotura de la bomba que les brinda el liquido vital.

La cobarde y violenta acción tuvo lugar en horas del mediodía del lunes cuando los trabajadores de la Dirección de Obras Públicas cumplían con tareas de asistencia adicional en el barrio mencionado. Los malhechores arrojaron piedras que impactaron a un chofer y al camión que se utiliza para el traslado de agua potable.

Ante esta situación, se tomó  la decisión de discontinuar con la asistencia adicional que se estaba prestando para cuidar la integridad física del personal ya que los trabajadores temen ingresar al barrio por riesgo a ser lesionados gravemente.

Lamentablemente los propios vecinos que necesitan del servicio serán los damnificados hasta que la policía ofrezca garantías al traslado habitual.

La Municipalidad asiste todas las semanas a los vecinos del barrio San Miguel, repartiendo gratuitamente hasta cuatro veces por día , totalizando más de un millón de litros de agua, servicio que por las razones expuestas se ve seriamente afectado.

 

Artículo visitado 178 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top