Como en las viejas épocas. Cuánto tiempo hacía que Posadas no respiraba básquet de elite. Y anoche el polideportivo Ernesto Finito Gehrmann fue una verdadera fiesta.
OTC, el representante misionero desde hace una década en el ex Torneo Nacional de Ascenso (ahora Liga Argentina), hilvanó su segunda victoria consecutiva en la conferencia Norte, bajó a Talleres de Tafí Viejo, uno de los líderes, y volvió a dar una verdadera muestra de carácter en la segunda categoría del básquet argentino.
El Celeste se impuso 90-60 y cerró con balance perfecto sus primeros dos encuentros en casa.
Tal como sucedió en el estreno ante Mitre, hace una semana en Eldorado, el Celeste rápidamente se apoyó en la efectividad de Maurico Corzo, quien en un lapso de tres minutos metió tres bombas para que el local tome la delantera.
A falta de altura en la pintura, el equipo de Sebastián Torre apostó a las rápidas transiciones, complicando así el conjunto tucumano.
No obstante, Talleres siempre se mantuvo en juego porque García condujo con criterio y Walter marcó presencia bajo el aro.
Los primeros 10 minutos mostraron mucha intensidad por parte de ambos, y si bien el equipo obereño casi siempre estuvo al frente en el marcador, algunas fallas puntuales le permitieron a la visita equiparar las acciones (23-23) en el primer cuarto.
En la continuidad del juego, OTC fortaleció su juego defensivo, obligó a su rival a tomar decisiones incómodas y sacó rédito de la velocidad de sus jugadores. Se llevó el segundo segmento 17-10 y de esa manera se fue al descanso largo con una leve ventaja (40-33).
Chris Hooper, con un puñado de entrenamientos encima, se mostró como una interesante opción en la zona pintada, y seguramente con el correr de los partidos potenciará el juego interno del equipo

A pura bomba
En los primeros cinco minutos del tercer parcial, OTC fue una máquina de efectividad. Corzo se despachó con tres triples, Ludueña y Gornatti aportaron a la causa y rápidamente el dueño de casa se encontró con una ventaja inesperada. Corzo, un alero infalible desde el perímetro, se constituyó en la principal vía de gol y a partir de su buena noche el Celeste llegó al desenlace con una muy importante diferencia de 20 puntos (63-43).
Sin embargo, la desconcentración y la confianza se apoderaron del dueño de casa. Talleres apretó en defensa, encontró en un iluminado Soria a su carta de gol y con parcial de 13-5 se puso nuevamente en partido a 6’ del final.
Pero las palabras de Torre en el tiempo muerto surtieron efecto, OTC ordenó su chip mental y con decisiones acertadas metió un parcial de 14-0 para sellar un triunfazo en Posadas. Como en las viejas épocas.

Artículo visitado 146 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Deportes Destacado Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top