Agenda cultural
El viernes 16 de junio se realizó con gran éxito, el FESTIVAL DE LECTURA, organizado por la FERIA PROVINCIAL DEL LIBRO, reeditado luego de varios años de impasse. Se realizó en la Escuela 305 que, con gran generosidad de parte de su Directora Prof. Susana Wendt, albergó niños y docentes de las instituciones participantes. Este Festival tuyo el valioso apoyo de la Ministra de Educación, Mgter. Ivone Aquino y su Equipo Técnico del Programa PLAN PROVINCIAL DE LECTURA que valoró en toda su extensión esta experiencia pedagógica. Este Equipo Técnico estuvo dirigido por la Prof. Silvia Zapaya e integrado por las Profesoras Noelia Marini, Mónica Fleitas y Romina Tor, quienes con anterioridad habían realizado talleres de capacitación con las docentes. Participaron 8 instituciones escolares: seis escuelas públicas y dos colegios privados.
El LEMA del Festival fue …”cada palabra en el aire / fruto mágico”… verso extraído del poema OBERA del poeta misionero Manuel Antonio Ramírez. Ese fruto mágico fue el valioso trabajo realizado por docentes y alumnos en el aula, a través de las consignas que cada uno tenía que analizar y desentrañar, del texto propuesto. El equipo docente de cada institución orientó y apoyó el trabajo de sus alumnos, aportando estrategias para generar en ellos las diversas expresiones que su creatividad pudiera imaginar. El texto elegido, les dio a cada uno, la oportunidad de recrearlo de muchas formas, desde la plástica, la música, las técnicas audiovisuales, la educación física, dejando en evidencia que DESDE LA LECTURA PODEMOS DESCUBRIR QUE HAY OTROS MUNDOS POSIBLES, es decir otros “FRUTOS MAGICOS” como dice el poeta.
Todos los presentes disfrutaron plenamente de las presentaciones que sorprendieron por la calidad expresiva, por haber dado vida nueva a la lectura de un texto que se analiza y se comprende desde otras dimensiones cuando se le agrega, como complemento, la danza, la música, la pintura, el dibujo, la dramatización, la teatralización, todo aquello con lo cual los chicos sueñan y juegan imaginativamente.
Quedó evidenciado que el Aula puede convertirse en un extraordinario espacio para la creatividad, para la recreación de textos que permitan al docente y al alumno convertir la lectura en un verdadero disparador del desarrollo de potencialidades de cada uno. Se evidenció que de cada lectura comprendida surgen nuevas posibilidades de expresión, y que en cada palabra en el aire, hay un fruto mágico.
Los integrantes de la FERIA PROVINCIAL DEL LIBRO, junto con los alumnos y docentes, disfrutaron plenamente de este gran momento de creación; y creen posible soñar con la realización de otro Festival de Lectura, que pueda repetirse cada año, con más escuelas y alumnos participando, por el bien cultural de la comunidad.
En este espacio no podemos informar sobre los temas que cada escuela trabajó, pero lo haremos en la próxima Agenda Cultural, porque el aporte que estuvo en manos de la comunidad escolar que participó fue trascendente y merece una valoración especial. Ellos fueron parte esencial de esa posibilidad de conducir nuevamente a los niños al gusto por la lectura de libros. Especialmente agradecemos la participación de las Escuelas 305, 84, 304, 185 y 288 y Depto de Aplicación de la Escuela Normal Superior Nº 4 y a los Colegios privados Hermann Gmeiner e Instituto Carlos Linneo.

Artículo visitado 48 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top