A través de un convenio entre la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) y un privado, se inició la extensión de la red de agua potable en el barrio Villa Svea de esta localidad.
El proyecto contempla un total de 830 metros de cañerías que posibilitarán abastecer 50 lotes. “La obra se realiza con mano de obra de la Celo y la financiación del socio”, indicó Silvia Pellegrini, gerente de Agua Potable de la prestadora del servicio público.
Asimismo, explicó que hace alrededor de dos años no se realizaban este tipo de obras, por lo que calificó como “el puntapié inicial para la posibilidad de tramos cortos similares. Los vecinos pueden juntarse y ver las posibilidades acercándose a la cooperativa”.
En tanto, mencionó que el Consejo de Administración es responsable de analizar la posibilidad de concretar obras más grandes que se encaran en conjunto con la Municipalidad, como ser en Villa Cristen, un sector con muchas limitaciones en la prestación del servicio de agua potable, al punto que muchos habitantes dependen de las vertientes de la zona.

Próximos proyectos
“Nuestro próximo desafío es en Villa Cristen. El trabajo con la Municipalidad tiene que ver con la obra de los acueductos y caños principales, que son obras mayores y necesarias, sobre todo ahora que podemos cubrir la demanda de agua”, indicó Pellegrini.
Sobre la cuestión técnica, mencionó que los nuevos acueductos permitirán descomprimir los dos actuales y optimizar la deficiente presión que afecta algunos sectores de la ciudad.
La gerente de Agua Potable también se refirió al proyecto de financiamiento para regularizar el uso de las canillas públicas, teniendo en cuenta costos accesibles para los habitantes de los barrios que actualmente carecen de acceso a la red.

Artículo visitado 160 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top