Según el dirigente Julio Peterson, el clima se calentó cuando el secretario de Agricultura Familiar, Santiago Hardie, les anticipó que el Gobierno nacional no ayudará a los pequeños secaderos y advirtió que si estos no incrementan su escala y no mejoran su productividad, desaparecerán porque “son un problema constante para el Estado”. “El representante de los secaderos se ofendió mal y se paró para él, casi terminaron a las piñas”, relató Peterson.

La relación entre los dirigentes del sector yerbatero y los funcionarios de Agroindustria de la Nación nunca fue buena, pero hasta ahora no se habían suscitado episodios de violencia. Esa línea estuvo a punto de ser cruzada la semana pasada, en el marco de una reunión de la que participaron integrantes de la Comisión Asesora de la Presidencia del INYM y el secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y desarrollo Territorial, Santiago Hardie.

Los yerbateros llegaron a Buenos Aires con el objetivo de avanzar en la instrumentación del mercado consignatario, posibilidad que –según Peterson- fue desestimada por el funcionario sin demasiadas explicaciones.

En respuesta, los dirigentes yerbateros advirtieron al funcionario que los pequeños establecimientos industriales –molinos y secaderos- están “al borde de la desaparición”. Según el productor de Andresito, Hardie lejos de mostrarse conmovido, consideró que las pequeñas industrias son un problema constante para el estado que siempre tiene que asistirlos para que puedan seguir trabajando y advirtió que si estos establecimientos no pegan un salto de escala, mejoran su productividad y continuidad, deberían desaparecer. “No podemos ayudarlos permanentemente”, dijo.

Los dichos del funcionario cayeron mal entre los integrantes de la delegación yerbatera. “El representante de secaderos se ofendió mal, se paró para él, casi terminaron a las piñas, algunos compañeros lo sujetaron, se calentó la reunión”, aseguró Peterson.

El dirigente de Andresito lamentó la reacción del representante de los secaderos, a la que consideró desmedida, pero afirmó que la falta de respuesta de la Nación ante los reclamos yerbateros “hace perder la paciencia a cualquiera”. “Los pocos secaderos chicos que quedan se están fundiendo, la plata que la Nación prometió durante la toma del INYM nunca apareció, ni los 1.500 millones de los que se habló al principio, ni nada. Del Fondagro no llegó nada para los yerbateros de Misiones, ni el olor. La única ayuda llegó de parte de la provincia, que salió con 200 millones de pesos en créditos”, dijo.

Artículo visitado 196 veces, 1 visitas hoy

Misiones Online


Categorías: Noticias Sociedad

2 comentarios en “Reunión entre yerbateros y funcionarios de Agroindustria de Nación casi termina a las piñas

  1. apepu

    -Por fin se sacó la careta el gobierno, defender a los grandes y que desaparezcan las pequeñas pymes… a donde va a ir a parar el cultivo madre misionero (noble producto que aparece en nuestro escudo provincial). esta política que quiere implementar ( y se está implementando) el gobierno va a dejar a 4 0 5 familias que manejen la yerba en todo Misiones, como ya ocurre con el té.

    Responder
  2. HUGO CABALLETE

    QUE CASUALIDAD QUE PUERTA Y MACRI SON AMIGOS DESDE QUE ESTUDIARON INGENIERIA……MILES DE HECTAREAS DE YERBA Y PINO EN MISIONES SON DE ESTOS «COMPINCHES»- ASI ES LA COSA DIJO BARBOZA……..

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top