Los días de mucha lluvia o de frío suele verse en los portales de edificios o ingresos a locales, a personas que pernoctan allí, refugiándose de la intemperie. Sin embargo, la ciudad cuenta con una guardia urbana para hacer recorridos y detectar estos casos ofreciéndoles una contención por las noches en el Refugio para indigentes que funciona en el ex Club Vanguardia.

No obstante, el predio deberá ser entregado al obispado de Oberá al que pertenece y con el cual la Municipalidad tiene un comodato de uso.

Javier Velazquez, Director de asuntos barriales de la Municipalidad dijo que ” la ocupación se incrementa en epocas de frio, tienen horario de ingreso hasta las 22 hs, donde se le ofrece desayuno y cena, ademas de ropas, frazadas o medicamentos, hemos duplicado la cantidad en muchos dias, superando las 14 personas”, señaló.

La Municipalidad tiene un comodato con el obispado por el uso del lugar pero en julio se tiene que devolver, “porque nos han pedido para ocupar el lugar. Sabemos que este es un problema social y tendremos que trabajar para ver como seguimos con la guardia urbana y el refugio para indigentes, pero no tenemos definición aún”, agregó Velázquez.

También añadió que “somos conscientes que se incrementa la cantidad de gente cuando comienza el invierno, hay una patrulla que recorre las calles y charla con ellos y trata de protegerlos al menos en las noches, pero no podemos obligarlos a ir”, precisó.

Artículo visitado 319 veces, 1 visitas hoy

www.meridiano55.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top