Hace 34 años que se inauguró el barrio Yerbal Viejo de Oberá y ante la falta de mantenimiento, se hacen evidentes los desprendimientos de pisos, hasta con peligro de derrumbe. El consorcio se encarga sólo del mantenimiento del parquizado. En la última reunión, los vecinos decidieron gestionar un presupuesto a empresas para el arreglo de los sectores más afectados.
La respuesta al problema de filtración que tenía los techos en uno de los sectores del barrio, devino en un problema mayor. “El problema de los tanques que hicieron con materiales de cuarta, a muchos se les rajó, y es una constante pérdida de agua”, criticaron.

Artículo visitado 348 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital – Fotos: Dani Villamea


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top