La ministra de Educación de la provincia, Ivonne Aquino, analizó que fue un buen año tomando en cuenta el contexto al que la educación no escapa, “gracias a los aportes que hizo la provincia” para garantizar salarios y metas fijadas.

La provincia cumplió la meta de 180 días de clases como lo viene haciendo desde hace varios años, y para la ministra de Educación, Ivonne Aquino, se logró gracias al “compromiso de la provincia” que puso los aportes necesarios para garantizar el salario docente y cumplir con objetivos fijados, y a los docentes que trabajaron para mantener las escuelas abiertas independientemente de alguna disconformidad que pudieran tener en el trayecto del ciclo lectivo.

Consideró que el año escolar que se cierra fue “bueno, intenso, difícil porque el sistema educativo no escapa a la situación general del país. “La apuesta al diálogo dio sus frutos y esto garantizó una tarea permanente. Se pudo cumplir con la pauta salarial con el compromiso de la provincia que puso los recursos que no llegan desde Nación”, dijo aunque confió en que antes de que termine el año se podrá “recuperar lo que la provincia fue adelantando”.

En una entrevista en Radio Libertad, la ministra aseguró que no coincide con quienes cuestionan la política educativa aplicada en estos años al considerarla que se preocupa más por la inclusión que por la calidad, ya que “las dos cosas no pueden ir separadas”. “No existe una cosa o la otra es más, creo que como proyecto educativo inclusivo tenemos mucho que trabajar. En este momento el gran desafío es repensar nuestra propia identidad para consolidar lo logrado en estos años. La escuela debe ser un proyecto que le sirva a todos es muy necesario plantearnos como sociedad la idea de inclusión no solo educativa, sino en términos también productivos y económicos para ver si todos los ciudadanos estamos participando o estamos en condiciones de participar”.

Pidió prudencia en tanto al evaluar la calidad educativa sin tener en cuenta los contextos y las realidades.

“Con qué vara mido el proceso de aprendizaje de un alumno a partir de su contexto y de sus capacidades, pueden haber distintos puntos de vista sobre la educación pero lo que no se puede negar es el acceso a la educación. Hay que evaluar reconociendo la heterogeneidad de tipos de aprendizajes, no se debe perder de vista los procesos y el trayecto de cada alumno”.

Asimismo, afirmó que el mayor reclamo de los docentes es el acompañamiento de los adultos en el proceso educativo de los chicos. Sienten que están muy solos, que se los responsabiliza a ellos únicamente de la educación de los alumnos, y aseguran que los propios alumnos muchas veces están solos sin incentivo de continuar dentro del sistema.

Buena cobertura del plantel docente

La Ministra de Educación estuvo acompañada por el presidente del Consejo General de Educación, Mauricio Maidana quien aseguró que en infraestructura sobre todo en el nivel primario y medio, y en cantidad de docentes la educación puede atender la demanda por varios años más.

“Hay que separarlo por nivel, el nivel inicial necesita de mayor infraestructura eso es cierto pero en escuelas primarias y secundarias estamos muy bien porque se dispone del espacio para el acceso de todos”. Ejemplificó que la provincia tuvo un crecimiento en estos años en la cantidad de escuelas secundarias construidas. “Cuando el actual gobernador era Ministro de Educación, habían poco más de 120 escuelas secundarias y hoy son más de 300”.

Remarcó por su parte que no es obligatoria la sala de tres años aunque sí la de cuatro que en la provincia tiene una cobertura del 80 por ciento.

“La sala de tres años hasta el momento no es obligatoria, hace falta infraestructura y el presupuesto de los cargos docentes, el equipamiento la capacitación”, dijo y precisó que una vez que la ley se apruebe Misiones deberá construir al menos 500 salas para un universo de casi 20 mil niños.

Finalmente, se refirió al amparo que frenó el escrutinio definitivo de las elecciones docentes la semana pasada.

Explicó que el cuestionamiento es sobre la fecha del escrutinio definitivo que congela la asunción de nuevas autoridades hasta el momento. “En el resultado provisorio no se cuentan los votos observados, es decir que no fueron contados hasta ahora, y cuestionaron además los votos de los docentes con alguna función y cargos como el mío. A mí me quisieron impugnar el voto”.

Recordemos que después de que el Frente de Trabajadores de la Educación de Misiones (FRETEMIS) obtuviera un triunfo contundente en las elecciones de Consejo General de Educación (CGE) y Junta de Clasificación y Disciplina (JCyD), la lista opositora (FUTE) logró que la justicia hiciera lugar a una denuncia por presuntas irregularidades y suspendiera el escrutinio definitivo para el que se habían convocado las propias agrupaciones en la escuela 813 de Posadas hace una semana.

Artículo visitado 126 veces, 1 visitas hoy

Misiones Online


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top