Vecinos de los barrios Villa Kindgreen y Villa Blanquita insistieron con la necesidad de que se construya un puente sobre el final de calle Malvinas, lo que favorecería la conectividad con otros puntos de la ciudad.
Asimismo, subrayaron que la obra garantizaría la seguridad de decenas de personas que a diario cruzan el improvisado paso, con el riesgo que ello implica por la precariedad del viaducto armado con troncos.
Carlos Acuña, presidente de la comisión vecinal de Villa Kindgreen, mencionó que hace varios años vienen gestionando un puente para la zona, aunque hasta el momento no obtuvieron respuestas por parte del municipio. “Es mucha la gente que cruza el arroyo para acortar camino, porque de lo contrario tienen que dar una vuelta de varias cuadras. Somos un barrio olvidado y ni siquiera la muerte de un vecino hizo que las autoridades miren para este lado”, remarcó.
El dirigente vecinal trajo a la memoria la crecida del 1 de enero del año pasado, que se cobró la vida de Raúl Parra (47), quien se lanzó al arroyo Mbotaby para salvar a un menor que era arrastrado por la corriente. Sucedió a metros del improvisado puente. En ese sentido, Acuña lamentó “la falta de previsión del municipio, que en casi dos años no hizo una sola obra para canalizar el agua, y volvemos sufrir con cada crecida”. Los vecinos reclaman un puente peatonal con las medidas de seguridad, ya que actualmente cada persona que cruza el arroyo está a merced de sufrir un accidente por la precariedad del paso. “Las autoridades están esperando que pase otra tragedia, porque acá cruzan chicos y adultos todo el tiempo. Lo que pedimos es una inversión mínima».

Artículo visitado 121 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top