nicolasmachadoEl compás de las palmas del profesor Jorge “Chino” Flores le marca el rumbo hasta la fosa de arena, Nico visualiza la carrera en su mente y va. Son once pasos cargados de una valentía que inspira y emociona. Al final el pique y el vuelo. Síntesis perfecta del verdadero espíritu deportivo: la superación de uno mismo.
Nicolás Machado tiene 17 años, es obereño, no vidente y cada salto en largo que ejecuta condensa el amor incondicional de su familia, el compromiso de profesores con vocación y el corazón gigante de un campeón de la vida.
También compite en 100 metros y ya incursionó en carreras de calle.
“Me gusta salto en largo y correr, alternar los entrenamientos para no aburrirme. Sino sería como almorzar todos los días la misma comida, que te cansa”, graficó Nico con picardía y una carcajada contagiosa.
La charla con El Territorio transcurrió en la pista del polideportivo Ian Barney, antes del último entrenamiento con vistas a su participación en los Juegos Nacionales Evita, que comenzaron ayer en la ciudad de Mar del Plata.
El año pasado, la delegación de la zona Centro cosechó ocho medallas de oro y dos de bronce en atletismo adaptado, un antecedente más que halagüeño. 
Para Nico, en tanto, será su tercera participación consecutiva en Mar del Plata y su rendimiento viene en alza, al punto que fue convocado para la selección argentina juvenil y en diciembre irá por la clasificación para los Juegos Parapanamericanos, que se desarrollarán en la ciudad brasileña de San Pablo en marzo del año que viene. 

Gran atleta
En la última final provincial de salto en largo, el obereño registró una marca de 3,73 metros, dejando bien atrás los 3,15 que había logrado el año pasado en Mar del Plata.
Al respecto, el profe Chino Flores ponderó “las ganas que tiene Nico y su compromiso con el entrenamiento, para lo que es fundamental el apoyo incondicional de sus padres, que lo acompañan e incentivan en el deporte y el estudio”.
Sobre su mejora deportiva, explicó que “el año pasado ejecutaba el salto en largo con cinco pasos de carrera, pero este año pasó a once pasos y eso le permitió ganar velocidad y vuelo. Parece sencillo, pero es algo que requiere mucho entrenamiento y dedicación”.
Además, el profesor valoró la colaboración de Walter Encina -reconocido fondista misionero- como guía del atleta no vidente en los 100 metros llanos.
“Me llevo muy bien con Walter y me ayuda mucho. También corrimos juntos la Maratón del Inmigrante, una experiencia muy linda”, comentó Nico. Y no se olvidó del profesor Tito Ortigoza, quien fue su primer guía, allá por marzo del 2014.
Motivado por el nuevo desafío en Mar del Plata, destacó: “Me gusta mucho el atletismo porque me supero a mí mismo y mejoro físicamente, pero también conozco nuevos amigos y lugares. Eso me encanta”.
Serán doce los jóvenes obereños que intervendrán en deportes adaptados en Mar del Plata: diez en atletismo, uno en natación y uno en boccia (bochas).

Excelente alumno
Nunca la limitación visual fue impedimento para su óptimo desarrollo intelectual y social. Nico tiene amigos, amigas y nunca se refugió en la autocompasión. Es más, de chiquito aprendió a andar en bicicleta.
Su voluntad y sus ganas son clave en el día a día, como también el incondicional acompañamiento de sus padres, Albin Machado y Cristina Paredes.
Contaron que nació prematuro y permaneció un mes y medio en incubadora, donde sufrió un desprendimiento de retina por exceso de oxígeno. Viajaron a Buenos Aires, donde lo operaron tres veces, pero no recuperó la vista.
Sus padres siempre lo estimularon y contó con asistencia de buenos profesionales. 
“A veces no teníamos dos pesos para viajar a Posadas para el tratamiento, entonces recurríamos a los vecinos y conseguíamos, pero nunca dejamos la rehabilitación”, recordó el papá.
El campeón terminó la primaria en la Escuela 822 de Villa Barreyro y actualmente cursa tercer año en el BOP 105 del mismo barrio.
Lee y escribe mediante el sistema braille y tiene excelentes notas. “No me llevo ninguna materia”, subrayó orgulloso.
“Cuando termine la secundaria quiero ser abogado y me gustaría ayudar a la gente”, agregó Nico, como si su ejemplo diario no bastara para confirmar eso del que quiere, puede.

Por Daniel Villamea
deportes@elterritorio.com.ar 

Artículo visitado 193 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Deportes Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top