Las heladas tardías constituyen uno de los fenómenos que trascienden luego de un año de El Niño especialmente activo. Sucede que los océanos no pasan de un estado Niño a Niña en bloque o en un instante. La transición es gradual y por regiones: inicialmente el cambio se verifica sólo para región ecuatorial, que es la más activa en materia de efectos en el continente, y se va extendiendo lentamente hacia los polos. Los altibajos de presión propios del Niño continúan manifestándose en el Pacífico Sur aunque La Niña ya esté vigente en el resto del océano.
De esta manera, aunque la reducción de lluvias propia de La Niña ya se verifique en nuestra región, la presencia de alta presión en el sur patagónico mantendrá las incursiones de aire polar en el continente, más allá del invierno.

¿Altibajos hasta octubre?
Por esta razón es que hemos tenido un agosto de fuertes altibajos de temperaturas y esta helada tardía en septiembre, afortunadamente muy ligera, pero que puede repetirse en la segunda quincena de septiembre e incluso en octubre. Y esto es lo que algunos pronosticadores simplifican diciendo que tendremos una primavera más fría que lo normal. Habrá calores y muy intensos, pero se promediarán con temperaturas cercanas a la congelación cuando un nuevo frente polar recorra el Cono Sur. 
Los altibajos no serán muchos, pero lo suficientemente intensos como para mantener las precauciones. Terminarán para noviembre, cuando las lluvias comiencen a reducirse y las olas de calor se tornen intensas y prolongadas. No se esperan sequías en verano, sólo lluvias más escasas que lo normal, que la humedad de un Atlántico sobrecalentado ayudará a sobrellevar.

Sol y aumento térmico
Una dorsal de alta presión se ha instalado en el Norte argentino y en Misiones, generando vientos en calma ayer que promovieron las nieblas y neblinas que poblaron las zonas Sur y Centro de la provincia y brevemente la zona Norte en la mañana de ayer. Hoy, a medida que la alta presión se desplaza al Este de Misiones va generando vientos leves del este que irán rotando al NE e intensificándose hacia el domingo cuando una lluviosa depresión patagónica avance hasta la provincia de Buenos Aires y el Río de la Plata.
Serán días muy estables a pleno sol y las temperaturas se irán recuperando progresivamente, más lentamente las mínimas, que pasarán de frías a frescas, y aceleradamente las máximas, que alcanzarán marcas cálidas hoy, para elevarse a 30º de máxima para el domingo y a unos calurosos 33º para el lunes, en días ventosos del norte que estarán anunciando un cambio de tiempo para la tarde del martes, cuando una depresión inactiva en materia de lluvias estará arribando a nuestra región, generando un brusco cambio de vientos al sur.
El detalle del pronóstico diario será el siguiente: hoy volverá a soplar un viento leve a moderado, predominando del este, y alternando brevemente entre el SE y el NE. Se repetirán algunas neblinas aisladas temprano en la mañana, pero el frío intenso se ausentará y las temperaturas mínimas se elevarán a 10 y 11º. El cielo continuará soleado y las temperaturas máximas acelerarán su recuperación en una tarde cálida con 25º muy parejos en todas las zonas de la provincia.
Mañana el viento perderá componentes del sur para ir rotando del este al NE con brisas moderadas. La mañana estará fresca con mínimas de 13º, seguirá el sol a pleno en toda la provincia, y la tarde será muy cálida con máximas de 27 y 28º. La humedad estará en baja.
El domingo, el viento se intensificará del NE ante un frente tormentoso y poco lluvioso que estará afectando a la provincia de Buenos Aires. Seguirá lento el aumento de las temperaturas mínimas, con 14 y 15º, el cielo se mantendrá soleado y la tarde se sentirá algo calurosa con máximas de 29 a 31º.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 471 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top