checaCon cierta timidez en la voz, pero muy segura de sus palabras Macarena Rosaura Schafer, de 24 años relata su orgullo por representa al la colectividad checa en la Fiesta del Inmigrante de Oberá, también demostró lo arraigada que se encuentra a la familia. “Siempre participé de la fiesta con toda mi familia, porque mis abuelos son todos inmigrantes, por parte de mi papá soy checa, pero por parte de mi mamá también tengo otras ascendencias y siempre compartimos. Aprendí todo lo que son las costumbres, las comidas, las músicas, los bailes”, resaltó.

Macarena es oriunda Olegario Victor Andrade y asegura que en su zona hay muchos descendientes de su colectividad, es rubia y de ojos celestes cursa la carrera de Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría y no dudó al invitar a toda la comunidad a participar, mientras rescató el valor del trabajo de las personas que colaboran en la puesta en escena de la fiesta más importante de la provincia. “Me gustaría que vengan y conozcan primero mi colectividad y que también conozcan las otras colectividades. Que vengan a ver los bailes, las comidas y la gente. Y que conozcan a la gente que los recibe, a todas las personas que están detrás. Los bordados y vestidos todo el trabajo, que se vea”.

Con respecto a sus antecesores, Macarena transmitió la historia que trajo a sus abuelos a la Argentina: “Mi bisabuelo paterno vino de Checoslovaquia, con 16 años sólo con su mamá y su papá que quedó en Europa, murió en la guerra. A partir de ahí hizo su vida acá y después se casó con mi bisabuela. Con mi familia siempre seguimos sus costumbres”.

La soberana checa también reflexionó: “Hay que tener en cuenta que nuestros abuelos vinieron y tuvieron que empezar de cero, dejaron todo, dejaron su familia, muchos perdieron sus familias en la guerra, y esta fiesta para ellos es un momento de alegría, un momento de compartir de mostrar todo lo que ellos saben. Me gustaría que eso se refleje a la gente”.

Por otro lado, la digna representante de la casa checa contó que “además de la comida, lo que me gusta mucho son los lugares turísticos que tiene, no porque me lo contaron sino porque investigué, en Republica Checa se encuentra uno de los castillos más antiguos, más grandes que se construyó en el año 882. Y me gustaría algún día ir a conocerlo”.

Macarena sabe que la manera de mantener viva la fiesta es contar con la participación de los jóvenes, y los instó a que “vengan, que conozcan como es la fiesta y que participen”. En ese marco, lamentó la poca participación de jóvenes en las danzas de su colectividad. “Me gustaría que los chicos se integren más al ballet, porque en mi colectividad, son muy pocos. Somos once nomás”.

Aunque en contraposición, destacó que muchos jóvenes participan de la fiesta en general y esto hace que la misma continúe creciendo.

Votá a la Reina Virtual de los Inmigrantes 2016

Artículo visitado 130 veces, 1 visitas hoy

TERRITORIODIGITAL


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top