A pesar de las inclemencias del tiempo, vecinos de barrio Norte se manifestaron ayer en el Centro Cívico en reclamo de una mejor provisión de agua potable.
Referentes vecinales se acercaron hasta la sede del Obispado con la intención de entrevistarse con monseñor Damián Bitar, quien a través de un secretario se excusó por problemas de salud, pero se comprometió a interceder en el tema.
En tal sentido, anticiparon que hoy el obispo asistiría a la sesión del Concejo Deliberante para referiste al tema.
Se trata de un grupo de familias que el año pasado fueron reubicadas en un predio de  calle Pindaití, sector que carece de acceso a los servicios básicos.
En su pedido, los manifestantes argumentaron que el propio municipio les autorizó instalarse en el lugar, aunque en diciembre se produjo el cambio de gobierno, por esta razón el tema debe ser analizado de nuevo por las autoridades municipales.
“Antes de las elecciones nos aseguraron que íbamos a tener agua potable y luz eléctrica, pero ahora nos dicen que sin el título de propiedad no podemos bajar la luz y el agua nos traen una vez por semana. Todos tenemos chicos y así es muy difícil vivir. Nos sentimos usados, estafados”, opinó Viviana Leske.
La mujer y sus seis hijos fueron reubicados por la Municipalidad en el citado predio, donde reside una veintena de familias con las mismas problemáticas.
Al respecto, Esteban Ramírez explicó: “El camión de agua nos asiste una vez por semana, pero no alcanza porque todos tenemos muchos chicos. La luz es otro tema y estamos dispuestos a pagar, pero sin el comodato la cooperativa eléctrica no nos instala”.
Consultado al respecto, el secretario de Desarrollo Humano de la Municipalidad, Rafael Márquez Da Silva, se comprometió a incrementar a dos veces por semana la provisión de agua, al tiempo que reconoció que el tema de la energía requiere varios trámites.
“La gente dice que la gestión anterior los instaló en el lugar, pero no encontramos ningún relevamiento o documentación que corrobore eso. De todas formas, estamos en contacto con la Dirección de Tierras para avanzar en la cuestión”, anticipó.
Los mismos reclamos por agua potable y energía eléctrica se replican en los barrios Kilómetro Cero, 53 Viviendas, San Miguel, Aeroclub y Sapucay.

Artículo visitado 126 veces, 1 visitas hoy

TERRITORIODIGITAL


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top