municipalidad-oberaTras años de disputas y acusaciones cruzadas, la semana pasada la Municipalidad y la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) suscribieron un acuerdo para compensar las deudas existentes entre ambas instituciones.
El convenio fue firmado ad referéndum de la aprobación del Concejo Deliberante y del Consejo de Administración de la Celo y cubre un monto de seis millones de pesos que la prestadora de agua y energía le debía pagar a la comuna, entidad que como contrapartida recibirá en comodato el edificio que actualmente ocupa sobre calle Buenos Aires y 9 de Julio.
En tanto, según confirmó el intendente Carlos Fernández en conferencia de prensa, la Celo deberá afrontar el costo de los honorarios del abogado que patrocinó a la Municipalidad en el juicio que se entabló durante la anterior gestión municipal. En consecuencia, la cooperativa deberá abonar unos tres millones de pesos a favor de Carlos Judais, ex director de Asuntos Jurídicos del municipio, una cuestión que despertó airadas críticas por parte de socios y vecinos.
La citada puja, ahora parcialmente sellada, surgió cuando la Municipalidad le reclamó a la Celo alrededor de siete millones de pesos por deudas impagas, al tiempo que la cooperativa adujo un suma similar por facturas de servicios impagas. Finalmente, la Justicia falló a favor de la comuna.
Tras el reciente acuerdo, el presidente de la Celo, Romeo Schwengber, reconoció que el fallo judicial adverso “era una cuña que separaba a las instituciones. Una problemática compleja que abarca cuestiones jurídicas, contables y políticas, porque sin decisión política ahora no se podría haber llegado a este acuerdo”.
“Estamos felices porque llegamos al acuerdo pleno, total y de buena fe. Estamos seguros que de aquí para adelante vamos a trabajar de la mejor manera”, agregó.
Por su parte, el jefe comunal ponderó la importancia de recuperar la buena relación entre “las dos instituciones más importantes que tenemos. Es un beneficio para la comunidad, porque son las mismas personas las que tributan y son socios de la cooperativa”.
A pesar del acuerdo suscripto, la Celo continúa sumida en una crisis financiera y afronta un pasivo superior a los 250 millones de pesos, al tiempo que deberá redoblar el esfuerzo para hacer frente a los honorarios del abogado por el juicio entablado por el municipio.

Artículo visitado 523 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital. Foto: Luciano Ferreyra


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top