En la provincia, el EPRAC autorizó dos aumentos de tarifa en el agua potable de 19 y 21 % para 2016; pero muchos socios de la Cooperativa recibieron facturas con un notable incremento, incluso antes de que rigiera los autorizados aumentos.

No obstante, desde la Cooperativa se sigue insistiendo en que la tarifa de agua está atrasada, aún cuando a abril de este año, una factura de la empresa SAMSA que presta en servicio de agua potable en Posadas cobraba $145 por un consumo de 20 cúbicos, mientras que la CELO ya un mes antes cobró 405 pesos, a los que se le debe restar 100 pesos de servicio de cloacas, item que SAMSA no cobra.

En declaraciones mediáticas, el presidente de la CELO, Romeo Roque Schwengber justificó el costo mayor en el servicio de agua potable comparado con la capital provincial porque “Posadas está frente al río y sacan el agua de ahí; acá tenemos que bombear 13 kilómetros” en referencia al acueducto tanto del Arroyo Ramón como el Bonito, éste último más extenso.

Sin embargo, en un informe al que accedió INFOBER de la Ingeniera Pellegrini, responsable de Agua Potable, se reconoce que casi la mitad del agua ya potabilizada no se sabe a donde va a parar, ya que se pierde en caños rotos o conexiones que no pagan por el consumo; razón por la que se recomienda corregir las pérdidas de agua potabilizada para bajar los costos.

Con fecha del 10 de mayo pasado, una ampliación de Pedido de Informe dirigida a la Gerente Administrativa y contable Graciela Pretto con la firma del consejero Rafael Pereyra Pigerl, en uno de los párrafos se reconoce que nada más y nada menos el 45 % del agua potabilidad en la planta ubicada en el km 10, se pierde en caños rotos o conexiones clandestinas…”Sería importante realizar una baja de costo SIN AUMENTO DE TARIFA dado la situación que explicitara la ingeniera Pelegrini de las pérdidas del 45 % del agua potable producida y las conexiones irregulares (clandestinas) que pudieran existir, como la falta o errónea toma de estado” y agrega “no podemos cargar mayores costos a los socios sin tomar en cuenta las alternativas factibles, como las señaladas”.

En ese sentido, integrantes de la propia lista Blanca que hoy conduce la CELO, aseguran que el presidente apoyado por el síndico, Jorge Duarte; solo se centran en pedir aumentos en la tarifa de agua al EPRAC, pero no en desarrollar un plan para evitar que la Cooperativa siga perdiendo plata potabilizando agua que no se factura porque ni siquiera se sabe a donde va a parar. “Se debe tener un plan a cierto tiempo para ir reduciendo las pérdidas del sector de agua potable y no cargarle solo al socio en la factura” reconocieron.

De los 600 metros cúbicos que se procesan en la planta de agua potable, la CELO solo factura poco más de 300, el resto se pierde. A esto se suma que, un 10 % de lo extraído en la planta de Arroyo Bonito también se pierde en las válvulas y caños antes de llegar a la planta, por lo que es otro costo de energía que el socio paga por agua que no va a consumir.

Según el último informe presentado por la auditora externa del estudio Gladys Pietruczuk, al 30/04/2016 se registró una pérdida de $ 30.678.500 entre agosto de 2015 y abril de este año, representando un egreso mensual negativo de 3,5 millones de pesos.

En 8 meses el pasivo de la CELO pasó de 250 a 280 millones de pesos.

 

0015003001002

Artículo visitado 386 veces, 1 visitas hoy

Infóber


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top