pozoEl dramático hallazgo de dos hombres de 40 y 22 años muertos sacude por estas horas a esta localidad. Ambos, tío y sobrino, estaban en un pozo de agua. El joven se metió a la perforación luego de que su familiar acusara sentirse mal mientras realizaba tareas de mantenimiento.
Efectivos de la comisaría tomaron conocimiento de que dos personas habían fallecido en un pozo de agua en un inmueble cerca de las 13.30 de ayer.
Al llegar al lugar, en el barrio 26 Viviendas de la localidad, la comisión constató la escalofriante escena: en una excavación de agua de aproximadamente 25 metros de profundidad estaban ya sin signos vitales el morador y su sobrino.
Los fallecidos fueron identificados por los familiares como Antonio Morínigo (40) y Alfredo Morínigo (22).
Según las primeras averiguaciones que se recabaron en base a consultas a los vecinos, los pesquisas pudieron determinar que el mayor de ellos se dispuso a realizar tareas de refaccionamiento en la perforación ubicada en la parte posterior del inmueble.
Trascurridos unos momentos de haber ingresado, Antonio manifestó sentirse mal, por lo que solicitó ayuda. Ante ésto, Alfredo ingresó al pozo para socorrerlo, pero ya estaba desvanecido y no reaccionaba.
Según informaron las fuentes consultadas, en el intento de reanimar a su tío, el joven no resistió el peso de ambos y se terminó ahogando, produciéndose la muerte de los dos en el lugar sin que nadie pudiera hacer nada, debido a la profundidad de la construcción.
En un trabajo conjunto que incluyó al personal de Bomberos, y efectivos de la fuerza policial local se procedió a quitar los cuerpos. Ambos fueron llevados al hospital local, donde el médico que se encontraba de turno dictaminó como causa de muerte «asfixia por inmersión».
Por orden del juez de Instrucción  Dos de la localidad de Oberá, Horacio Alarcón, los cuerpos de los occisos fueron entregados a sus familiares para su inhumación.
Según pudo saber este medio, durante la noche de ayer se estaba llevando a cabo el velorio en un clima de profunda tristeza.
Realizó tareas periciales en el lugar del hecho el personal de la Policía Científica de la Unidad Regional XI, dependiente de la Aristólubo del Valle.

Artículo visitado 417 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top