Así definía la Dra. Teresa Morchio de Passalacqua a la Feria Provincial del Libro (cuya inauguración data de 1978) en ocasión de celebrarse la XI edición (01/07/1988, hace veintiocho años). Hoy, al inaugurarse la XXXIX edición de la Feria reproducimos la entrevista que publicamos entonces y que encierra un conjunto de apreciaciones que tienen valor para justipreciar el porqué de la ya larga y exitosa vida de la Feria Provincial del Libro y si elegimos este documento editorial es porque no se discute la idoneidad en el tema y los aportes que ha realizado juntamente a un grupo de voluntades en materia cultural de la entrevistada entonces, así como su rango de fundadora de la Feria
¿Qué objetivos se propone la Feria Provincial del Libro?
   – Acercar el público en general, y a los jóvenes en particular, al libro; Fomentar el gusto a la lectura comprensiva hasta que ella se vuelva hábito; Hacer conocer a los autores misioneros y regionales, cuyas obras quisiéramos llegasen a ser libro de texto en nuestras escuelas.
   Observamos el programa de la Feria y se nos presenta muy interesante ¿qué nos puede decir al respecto?
   -Este año, el programa es bastante novedoso. Hemos dividido la realización de los actos culturales paralelos en tres momentos: Pre-Feria, Feria propiamente dicha y Post-Feria.
   En el primer período se realizaron los cursos y talleres para maestros y alumnos de escuela primaria, éstos últimos propiciados por la Dirección Nacional del Libro.
   En el segundo, se realizará la Feria propiamente dicha, que como siempre comprende la exposición y ventas en el salón del Concejo Deliberante de Oberá y los actos culturales paralelos, dedicados en su mayoría a la música, siendo este año el año internacional de la música argentina y la Feria dedicada a Doménico Zípoli, el Jesuita que en el siglo XVIII vivió en las Misiones y compuso entre otras obras, una Misa que fue cantada por primera vez en las mismas. Sobre el tema de las Misiones, retornará el día 10 Monseñor Jorge Kemerer en la conferencia que dictará en el Instituto Mariano a las 18 hs. El otro homenajeado es Domingo. Faustino Sarmiento, en el centenario de su fallecimiento. Por ello se ha organizado el concurso “¿Qué sabe Ud. sobre Sarmiento?” que se puede llevar a cabo gracias a la generosidad de Pregón Misionero.
   Como última novedad, un joven de nuestro medio, Miguel Sedoff, disertará el día 7 de julio, en el Instituto Mariano sobre el tema: “Realidad y Fantasía: de Macedonio Fernández a Dolina”.
   En el tercer momento, en agosto, se realizará el IV Festival de Lectura, preparado por niños de quinto y sexto grado de nuestra ciudad y que tanto éxito tuvo en los años anteriores. Recordamos que lo organiza el departamento de aplicación de la Escuela Normal Superior Nº 4 de Oberá, en el marco de la Feria Provincial del Libro.
¿Qué repercusión está obteniendo el concurso “Qué sabe Ud. sobre Sarmiento?
   -Desde un principio el concurso despertó gran interés. Estoy segura que continuará así. Por el tema en sí, seguramente; pero pienso que el primer premio, un viaje a San Juan para el ganador y un acompañante para los festejos de septiembre, no le cae mal a nadie.
En lo que hace al fondo Editorial de la presente edición, ¿quiénes se presentarán?
   -Además de los libreros de Oberá y Posadas ya “habitúes” (recordamos que Ediciones Montoya cumple este año su décima participación), este año expondrá la Librería Encuentros, desde un año en Oberá, también estará con nosotros la Editorial Fraterna de la Capital Federal y Gendarmería Nacional en el cincuentenario de su fundación.
Como representante del Fondo Nacional de las Artes y persona vastamente ligada al quehacer cultural, ¿cómo graficaría la situación del libro en la actualidad?
   -Creo que la editorial está sin duda en crisis, algunas más, otras un poco menos. El problema es muy complejo y no es fácil analizarlo en pocas palabras. Porque además está el problema del pulpo de Buenos Aires y las dificultades del mercado en sí. Tal vez los editores de Best Seller y los de literatura infantil, son los que están en una mejor situación. Realmente si comparamos el precio de una revista, que leemos una sola vez, y el de un libro, que nos queda por toda la vida, la revista es más cara. Pero no sé si el público lo ve así.
Volviendo a la Feria, ¿satisfecha por el apoyo recibido?
   -El apoyo fue muy bueno ya sea en el ámbito nacional, que en el provincial y el municipal. También los medios de comunicación se han portado muy bien. No podemos quejarnos. Ya que estamos en argumento, quisiera agradecer en forma especial a Transporte Misiones, Villaverde Sistemas, la C.E.L.O., Papelera Mercedes, La Parroquia Olaus Petri, el Círculo Médico, el Instituto Mariano, la escuela Normal, a todos cuantos nos han ayudado a que esto se lleve adelante.
Finalizando su participación nos dejó estos deseos:
  -Quisiera que cada vez se hiciera más íntima y profunda, en los obereños, la convicción de que la Feria es sin dudas el acontecimiento cultural más importante de la Provincia (o, como dijo alguien alguna vez, el más importante de la región) y que hay que mejorarla,  enriquecerla, pero sobre todo amarla y ayudarla todos juntos. La Comisión no es más que un ente organizador del hecho. La Feria es el gran árbol que nos cobija a todos. La forma inmediata de colaborar es concurrir a los actos programados que se desarrollarán en la Parroquia Olaus Petri, Círculo Médico, Instituto Mariano, Biblioteca Popular y Escuela Normal Superior Nº 4.
   Y mientras esperamos conocer mañana quien recibirá la Distinción al Mérito Cultural “Fundación Teresa Morchio de Passalacqua” que, desde el año anterior entrega anualmente la Feria correspondiente a esta edición, solazarnos con tanto libro que lucirá en la Feria y con el rico  nos detendremos un minuto en la consideración del párrafo anterior que sin dudas cala en lo profundo la necesidad que tiene nuestro pueblo en aferrarse a esta Feria con  la convicción de que la misma es un instrumento de invalorable calidad cultural y, como bien la ha calificado la Dra. Passalacqua es un gran árbol que nos cobija a todos.
   Por otra parte ese sentimiento que se expresara en 1988, a solo once ediciones de la feria, hoy a treinta nueve ediciones se hace visible que ha calado profundamente en el grupo de personas que integran la Comisión  Organizadora que año a año, con encomiable perseverancia,  brindan sus esfuerzos que pasan casi anónimamente por esta pasión cultural obereña y de cuyo éxito no se puede dudar dada la calidad de cada edición y, como lo relatado en la entrevista de hace veintiocho años, se sigue coordinando  esfuerzos para que las distintas actividades que se desarrollan tengan ubicación en distintas sedes.
   Evidentemente la Feria Provincial del Libro  que se realiza anualmente en Oberá es todo un motivo de orgullo de una ciudad que tiene el privilegio de estar bien atendida en  materia cultural. Cierto que tal logro no es el resultado de una graciosa concesión exterior, sino de una vocación de su gente que pareciera nutrirse de su excepcional entorno e ir plasmando un ayer, un presente y un futuro con activa participación cultural.
   Todo el apoyo que se le pueda brindar a la Feria, dejará sustanciosos dividendos culturales. Lo asegura el material humano con que contamos, que es de primera.
   Presidirá la Feria, Ema Losas y será vicepresidenta, Rosa Ema Peruzzo, la calidad del programa a desarrollarse entre el 2 y el 10 de julio puede conocerse en otras páginas de la presente edición.
   Solo nos resta sugerir a nuestros lectores que participen de la Feria, seguramente entre tanta actividad cultural que tendrá lugar hallará lo que le interesa y se alegrará por ello.
Artículo visitado 65 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top