Directores de diferentes establecimientos escolares manifestaron su preocupación ante la ola de robos y hechos vandálicos que afectaron a varias instituciones en las últimas semanas.
En ese contexto, solicitaron que la supervisión gestione la posibilidad de contar con recursos para mejorar las medidas de seguridad.
Entre las alternativas planteadas, se evaluó que la Policía intensifique las recorridas de prevención en los puntos más críticos, como también que la Municipalidad colabore con la colocación de cercado perimetral en las escuelas más vulnerables.
Los recientes hechos afectaron a las escuelas 184 de San Miguel, la 237 de Barrio Norte y la 838 de Bella Vista.
El 20 de junio, los festejos por el Día de la Bandera se vieron empañados para la comunidad de la Escuela 184, ya que desconocidos irrumpieron en la institución y generaron destrozos. Una semana antes ya se habían registrado desmanes.
Los malvivientes forzaron cerraduras de puertas y armarios, rompieron rejas y destruyeron material didáctico. Una semana antes descargaron todos los matafuegos y rompieron los cestos de basura.
“La escuela es tierra de nadie, necesitamos mayor seguridad y compromiso de los vecinos, porque estamos en el medio del barrio y nadie ve nada. La escuela ocupa una manzana entera. Antes trepaban el muro, pero ahora entran por un hueco que hicieron en el muro”, lamentó una docente.
Asimismo, mencionó que los malvivientes aprovechan los fines de semana y feriados para hacer de las suyas.
“Necesitamos que pongan una garita policial”, agregó. En las últimas semanas varios establecimientos escolares fueron objeto de hechos vandálicos.

Seguidilla de robos
A principios de junio, desconocidos irrumpieron en la Escuela 237 de Barrio Norte y robaron importantes elementos de valor, como un proyector de cine y una máquina de coser.
Llamativamente, la institución está ubicada frente a la Seccional Cuarta, aunque los uniformados no observaron el movimiento de los delincuentes.
A mediados de mes, malvivientes irrumpieron en la Escuela 838 del barrio Bella Vista produjeron serios destrozos.
Se trató del cuarto hecho vandálico en lo que va del año contra la misma escuela, lo que marca el nivel de impunidad con que actúan los delincuentes.
En este contexto, padres de alumnos reclamaron mejoras en el cercado perimetral del predio y mayor presencia policial en la zona.
El reclamo también se presenta en varias escuelas de la ciudad de Posadas, que se ven afectadas por esta problemática.

Artículo visitado 186 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top